miércoles, febrero 28, 2007

lo había botoneado

Buttonwood, el corresponsal imaginario del Economist en los mercados financieros, la cantó como nadie: el 15 de febrero tituló "Before the Fall", y fue contundente:
A market “correction”, aimed straight at the chest, seems overdue. The terminology of financial markets can be imprecise. A crash is a sudden, precipitate decline like “Black Monday” in October 1987, when the Dow Jones Industrial Average fell by 22.6% in one day. A bear market is a longer-lasting event such as the period from March 2000 to March 2003 when British share prices fell by half. A correction is somewhere between the two, neither as violent as a crash nor as prolonged as a bear market, with prices falling by around 10-20%.
Me gustó también la frase de Mr Juan A. Bosch en La Nación: "los mercados mundiales estaban buscando desde hace algún tiempo una excusa para corregir el rumbo".

¿Cómo sigue? Preguntale a tu almohada. En promedio no creo que tu almohada la pifie mucho más que Mr Buttonwood, que en noviembre 2004 aconsejó vender la acción de google a 177 dólares; con Black Monday y todo ahora está a 448, y llegó a pasar 500.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hay muchos que la tienen clara, Bunge, Bemberg, Goyo, el ex Gobernador de Santa Cruz