martes, diciembre 11, 2007

con devaluacionistas como estos...

La historia económica reciente tiene una regla más o menos así: cuanto más convencido estaba el ministro de la necesidad de un tipo de cambio alto, más te apreció la moneda en términos reales. ¿O no?:



De fines de los 80 para acá, los mayores apreciadores fueron los González (Erman y Fraga). Agarraron el dólar real a 130 (base enero88=100, deflactado por IPC argentino y norteamericano, e IPC provinciales en 2007) y lo dejaron a 39... Por supuesto, es tramposo contar sólo el cambio y no el nivel: ¿no era 39 un valor adecuado? Puede ser: el promedio de los 130 meses de convertibilidad fue 38,4. Hoy González Fraga aparece ex post facto como una de las voces solitarias contrarias a la apreciación noventista. Cavallo es otro caso: sus libros de los 80s decían tres cosas: superávit fiscal, apertura económica, tipos de cabmios realistas (ie., no apreciados). Resultado: nos metió en la década del dólar barato.

Otro gran apreciador fue don Roberto Lavagna: pasó de 126 en junio de 2002 a 82 en diciembre de 2005. Después él diría que lo echaron porque no quería seguir devaluando. Es decir, lo echaron los devaluacionisas. Y los devaluacionistas posteriores nos llevaron de 82 a un nivel de 66 en octubre de 2007. El nuevo ministro es uno de los tantos neo-fanáticos del tipo de cambio alto: debemos suponer, entonces, que continuará la apreciación real.

12 comentarios:

oti dijo...

La foto es parte de la película, por más que la película sea larga y la foto corta, la intensidad de la foto influye en toda la película.

Cuanto más intensa la devaluación, más largo el período de apreciación.

Si la devaluación hubiera sido moderada, quizá no hubiera habido apreciación.

Las devaluaciones cortas e intensas permiten un saqueo rápido y extraodinario a los asalariados, lo cual prepara el terreno para las apreciaciones posteriores.

Con las apreciaciones posteriores parece que los ingresos se recuperan, pero nunca alcanzan el nivel previo a la devaluación intensa.

oti dijo...

Las crisis devaluatorias o crisis que conducen a una devaluación se viven como caos fuera de control, pero cumplen la función de "resetear" el sistema para que se admita "política" y económicamente seguir funcionando en un nivel de ingresos inferior, aunque con tendencia ascendente.

En este caso, las apreciaciones de los '90 y '03-'07 es lo que permite la tolerancia a ese nivel inferior justamente porque hay tendencia ascendente.

Es como un trueque: tendencia ascendente en el valor de la moneda y del los ingresos a cambio de que funcionen a un nivel inferior en relación a la precrisis.

Este jueguito, junto a la mediocridad política que lo explota, es lo que mantiene "vivo" al sistema desde 1975-6.

Chrystto dijo...

Por lo que dice tu gráfico no andamos muy lejos de otra deva violenta. La diferencia es que el contexto internacional es muchisimo más beneficioso para Argentina que en las otras ocaciones,pero tambien eso puede cambiar.
A lo mejor, el boom del consumo actual tenga que ver con la sensación que la crisis esta aca la vuelta y tampoco hay muchas opciones de ahorro para el gran público. Hoy por hoy no hay mucho aliciente para comprar verdes, euros, oro ni ladrillos.

Kadima dijo...

No creo que este gráfico sirva para representar nuestra situación actual los contextos internacionales son muy diferentes, y no creo que haya una devaluación violenta.
Pero el dolar alto en fin ....., mienten pero algún día nos daremos cuenta de la ficción.

Mi cuarto dijo...

¿Si continúa la apreciación se encarecen los costos de la producción industrial? ¿Va a estar más caro el bondi?

Ana C. dijo...

¿Contra qué moneda estás calculando eso, Rollo?

Acordate que lo que está barato es el dólar esta vez. Y que el tipo de cambio que importa es el efectivo.

Jorge Y. de la G. dijo...

Aunque no haya sido ministro de Economía, me acuerdo de Guido di Tella en el '89 cuando se estaba cocinando el plan B&B, anunciando "un dólar recontraalto".

Saludos.

Anónimo dijo...

Gente, siempre se trato de licuar deudas y costos de la clase regente, hagan un analisis de ganadores y perdedores, veran que los ganadores son basicamente los mismos...el resto no importa, nunca se hizo politica economica en la argentina apenas alguna que otra medida tibia.
Y por supuesto, nadie resiste un archivo y menos al amigo fraga...

jorge dijo...

perdón, pero Gonzalez Fraga no fue ministro de economía. El que estuvo antes de Erman Gonzalez fue Rapanelli.

Saludos

John Maynard Piazza dijo...

Jorgito, G.Fraga fué presidente del BCRA durante el ministerio de Erman G., y -teóricamente- el BCRA algo tiene que ver con el valor de la moneda.

jorge dijo...

John.

Mi comentario se debió a que en los gráficos y en el comentario hace referencias a ministros.

Anónimo dijo...

Estimado, cuando los herederos de don Julito Ramos te hacen odas, es algo que me da cosita...Pero que culpa tenes si te lee el AMBITO FINANCIERO, para meter fichas y acomodarlas a su gusto. saludos