miércoles, febrero 06, 2008

easy, obama

Barack se me sale da la vaina y empieza ya hoy con la presión sobre los superdelegados:

In a 20-minute news conference at an airport hotel, before Mr. Obama flew back to Washington, he urged voters – and, more specifically, the party super delegates – to begin thinking about how Democrats would take on Senator John McCain of Arizona, the front-runner for the Republican nomination.

The race, he said, could turn on independent-minded voters.

“If you’ve got a lot of voters who are choosing between me and McCain, but not choosing between McCain and Senator Clinton, then we’ve got a problem,” Mr. Obama said. “And that’s part of what the super delegates are going to have to consider is who matches up best with a John McCain, who can appeal to independents in an effective way and who can even peel off some Republicans.”
Tranquilo, Barack. Esta presión hay que hacerla después de las Potomac Primaries, con una ventaja de delegados rasos bajo el brazo.

3 comentarios:

Klaus dijo...

O sea que mi voto por Ron Paul en NH hace un mes fue una perdida!?

Anónimo dijo...

A mi me gusta McCain

Andrés el Viejo dijo...

Efectivamente, suena poco serio meterle presión a los superdelegados antes de tiempo. Que llegue a la convención con más delegados que Clinton y ahí sí les diga a los superdelegados: "¿Y, van a respaldar lo que quiere la mayoría o no?". No sólo sería más serio, sino, en mi opinión, más conducente. El tipo parece medio apremiado para resolver el pleito rápido. Si uno realmente lleva ventaja, camina más tranquilo. ¿No?
Saludos