lunes, mayo 19, 2008

OPEA

¿No es la hora de organizar la OPEA -- la Organización de Países Exportadores de Alimentos? Objetivo declarado: lograr el desamantelamiento de las barreras proteccionistas en los países ricos. Método: restricción de las exportaciones alimentarias, para lograr una suba de precios internacionales que compense por el proteccionismo agroalimentario. Los países ricos verían deteriorarse sus términos de intercambio; los sectores urbanos presionarían para una liberalización que abarate los alimentos. Objetivo secreto: que las retenciones argentinas tengan una racionalidad. Poner retenciones unilateralmente no tiene más sentido que el que hemos discutido largamente estos días; ponerlas como parte de un movimiento mundial para combatir el proteccionsimo es mucho más sensato.

13 comentarios:

Simón dijo...

Así es, que pasó con el deterioro de los términos de intercambio?. Estaba de moda cuando yo estudiaba. Ahora resulta que somos los responsable del hambre en el mundo. No hay algo de hipocresía?

Anónimo dijo...

jajaja rollo... se te hacen rentables los alimentos sinteticos y se termino el monopolio natural hiper territorial!!!

nooooooooooo no jueguen con eso.
Mejor pedir... "sigan devaluando el dolar"... vos neoclasico, necesitas urgente una teoria del dinero, que por cierto, los neo no tienen.

saludos y cacha en la colita

chichiperalta, amigo del proteccionismo con liberalizacion interna

Anónimo dijo...

La idea no es mala, y para presionar se podría hacer un piquete en la gran muralla china.

Anónimo dijo...

Sos discipulo del turco Samid, ayer dijo eso en lo de Majul.
Saludos.

santiago dijo...

Samid viene hablando de la Union argento-brasileña pro ahogar el mercado sojero y manipular el precio hace un par de meses. Ya que lo hariamos con la soja podrimos sumar al limon que somos productor numero 1. Mejor, que lo haga tucumán alone que es la productora numero uno, queres limonada? anda a hablar con Gladys!!!

Anónimo dijo...

parece la discusion de la corn law o la Smoot-Hawley Tariff
¿un pais grande, un pais chico, beneficia al factor abundante, perjudica al factor escaso?
(solo para completar tu "libretita de ideas")

Gustavo Lazzari dijo...

es una joda no? como chiste es bueno... y si hacemos una guerra mundial no logramos un efecto parecido???

A.N. Guzman dijo...

Creo que el abuelo habia explicado porque no es posible armar un cartel como el que propones rollo.pero por ahi me falla la memoria. Saludos.

Anónimo dijo...

Aha...y eso como se hace???? Deberíamos restringir la producción, porque la alternativa sería acumular stocks por mucho tiempo (y después cuando efectivamente se reduzcan las barreras arancelarias tendríamos una depresión de precios fenomenal). Y cómo restringimos la producción? Los países de la OPEP lo hacen directamente, pues tienen control directo sobre la misma. No creo que ese sea nuestro caso...nos estaríamos ganando un nuevo problema de política interna con el campo. En esta no me anoto.
Ken Adams

Natalio Ruiz dijo...

Hay solamentre tres grandes productores de soja: EEUU, Brasil y la Argentina. No sería demasiado difícil unirnos con Brasil y fijar el precio internacional...

Dimitris Alexandre dijo...

Ya funcionó!
La UE elimino (transitoriamente) varias tarifas hace muy poco, como medida para luchar contra la inflación.
Lamentablemente, es una medida transitoria. Ojala se convierta en permanente.

Ana C. dijo...

¿Y el Grupo Cairns qué era?

Anónimo dijo...

Ahora entiendo que querian decir cuando decian que Cachirula era bipolar.

Morales Sola hoy: Cristina Kirchner va y viene con sus discursos. Algunos, como el de Almagro, son conciliadores; otros son directamente hirientes. Los dirigentes del campo, y otros protagonistas de la vida pública argentina, no saben, al final de cuentas, con cuál versión del ánimo presidencial quedarse. ¿Cristina quiere dialogar sin resentimientos ni rencores, como dijo en Almagro? ¿O, en cambio, cree que los productores rurales son una especie voraz que se propone condenar al hambre al resto de los argentinos, como lo deslizó otras veces? Es hora ya de que el discurso hacia los campesinos, el bueno o el malo, se defina de una buena vez.


SF