jueves, septiembre 11, 2008

parís no valía esta prisa

La pax sergiomassista a la que arribó el gobierno de Cristina Kirchner tras las agotadoras jornadas del conflicto con el campo encuentra a los argentinos vacilantes. No está claro si esa tensa calma política y económica que nos deja hablar de Juegos Olímpicos y de triples crímenes es simplemente el cansancio que sigue a la lucha o, más bien, el rumor de tempestades que se acercan. De las aciagas semanas del otoño, el gobierno -y particularmente la Presidenta- parecen haber aprendido que en política los modos suelen ser tan importantes como la sustancia. Si la política fuera todo el problema, la nueva cordialidad, la centralidad de figuras dialoguistas y la difusión de consignas menos conflictivas que las de marzo a junio constituirían una noticia de peso, capaz de cambiar la suerte de un gobierno que gastó en una noche de alucinación el capital político acumulado a lo largo de años.

Pero es la economía, estúpido. Por ella Kirchner tuvo las luces que no podían darle ni su carisma ni su estructura partidaria ni sus políticas en otras áreas de gobierno. Será que todo lo que afecta a un miembro de una ecuación tiene forzosamente que alterar el otro, será por casualidad, pero lo cierto es que es difícil hallar un rubro en el que la economía cristinista no esté en peor posición que la de su marido-antecesor. Aquella sonrisa del mundo se cambia ahora por mueca: tasas de interés más altas para los mercados emergentes; clima recesivo en los países desarrollados; apreciación de la moneda con la que de facto se ha atado -una vez más- la Argentina; commodities en baja, aunque aún altos en términos históricos. En la economía doméstica, en tanto, hay cada vez menos de lo que más nos gusta (el crecimiento) y cada vez más de lo que menos (la inflación).

En este contexto, el gobierno parece haber arribado finalmente, si no a un diagnóstico, al menos a la constatación del malestar económico: algo huele a podrido y no precisamente en Dinamarca. Aun con termómetro roto es fácil darse cuenta de que la inflación se ha escapado más de lo conveniente. Lamentablemente, los doctores no están del todo de acuerdo ni en las causas ni el tratamiento. En la junta de economistas resuenen los ecos de debates ya habidos en la época de la depresión y la deflación anteriores a 2001: ¿la culpa es del sistema monetario? ¿la causa es la política fiscal? Como aquel contrapunto sobre la depresión, esta discusión sobre la inflación se ha vuelto académica -- el aumento de precios ha tomado vida propia, y más vale concentrar la mente en posibles soluciones. Llegado este punto, el comité de expertos se levanta y explica que por diferencias de opinión no ha podido llegar a un acuerdo respecto al camino a seguir: unos elogian el enfriamiento económico -ya natural, ya provocado-, otros piden mantener o hasta profundizar la baja del dólar, otros enfatizan que en el origen y en la propagación del problema está el descontrol de los gastos estatales.

¿Qué tiene que ver todo esto con el Club de París? Bastante. Es muy humano refugiarse en los gestos cuando los verdaderos problemas no tienen solución clara a la vista. Como quien se acerca, impotente, al deudo para ofrecerle consuelo, el gobierno argentino transita por una época de gestualidad mientras espera que alguna misteriosa mano invisible apacigüe la inflación. Se actúa entonces sin desentrañar estrategias, causas y efectos, sino más bien mostrando que ahora se quiere la paz con el manual de las buenas prácticas económicas: como orientación general, hay que gastar menos que los ingresos, pagar las deudas con puntualidad o antelación y ser moderado para emitir moneda.

El primer riesgo de esta Política de la Gestualidad es, desde luego, que sugiere la existencia de un vacío sustancial; el segundo es la sobreactuación. Cuando el gobierno decidió pagar su deuda con los gobiernos europeos padeció ambos. El pago de esa deuda es, en efecto, un signo de civilización; pero no sugiere que exista detrás del gesto un programa financiero para cumplir con los compromisos externos. Al contrario: al ver a Patovica Néstor repartiendo una credencial VIP a esos acreedores estatales, la fila de tenedores rasos de bonos se sintió, con razón, discriminada. Pagar tan sólo una cuota del Club como parte inicial de un plan de pagos ofrecido unilateralmente habría liberado reservas sustanciales para enfrentar otros vencimientos que sí tendrán pronto un carácter urgente. La gestualidad no pedía más que un pago parcial; la sensatez requería además un uso alternativo para ese dinero. Sobreactuación y ausencia de una estrategia, ambas quedaron expuestas con el episodio del club parisino.

Así haya costado mucho más que lo necesario para lidiar con un problema heredado, ¿fue el pago de la deuda con el Club, al menos, un gesto síntomático de que este segundo gobierno kirchnerista ha decidido –finalmente- empezar a enfrentar los problemas de la economía? El ademán quiere ser leído así: hay, en el seno del gobierno, buena voluntad. Pero hay buenas voluntades más voluntariosas que otras. ¿Podemos suponer que ha llegado la hora de una política económica más proactiva, que ponga en el centro el combate a la inflación y un programa creíble de financiamiento del Estado? Ese curso de acción implicaría tensiones rápidas, no ya con todo el mundo libre sino con contendientes potencialmente mucho más peligrosos: buena parte de los empresarios y de los sindicatos argentinos, que en su 100% Lucha Distributiva transpiran inflación. Como ejercicio de administración del poder, resolver un conflicto económico con un acreedor extranjero no parece exigir tanta habilidad y tanto coraje como los que se requieren para lidiar con la enredadera de intereses sobre la que apoyaron sus espaldas, desde el principio de sus tiempos, Néstor y Cristina Kirchner.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Habrá voluntad, pero con voluntad no hacemos nada.

Este post estuvo muy bueno.

Anónimo dijo...

clap, clap, clap.
G. Fernandez Santiago

MONA dijo...

Empezamos a pagar... ya es algo... y no es poco... un largo camino se inicia con el 1º paso ¿no? Repasemos el pasado reciente, y veamos el recorrido que estamos transitando... no está nada mal... tampoco demasiado bien, sobre tiodo, teniendo en cuenta que hay muchos que están colaborando para que una vez más la nueva derecha se instale en el país.
"El colonialismo visible te mutila sin disimulo: te prohibe decir, te prohibe hacer, te prohibe ser; el colonialismo invisible, en cambio te convence de que la servidumbre es tu destino y la impotencia tu naturaleza: te convence de que no se puede decir, no se puede hacer, no se puede ser" (Eduardo Galeano)
Te saludo!

Germán. dijo...

Muy bueno Rollo.
Hablando de gestos, hace unos años decía que iba a empezar a creer en que éste gobierno "progresista" iba a terminar con el clientelismo si transparentaba la distrubución de planes sociales vía bancarización y "despunterización".
Hoy creo que lo único que me puede hacer cambiar de opinión respecto al rumbo económico es la vuelta de la transparencia a las estadísticas oficiales. Son gestos como vos decís, pero éste no sería vacío de contenido porque obliga a replantear la cuestión técnicamente. Sería "el" gesto.
Lo de las tarjetas de compra para planes sociales nunca apareció (por lo menos no acá en el interió, SF ciudad, donde los beneficiarios de planes sociales pasan a cobrar por el Nación de San Martín y 1era Junta y enfilan derechiiiito derechito caminando 4 cuadras hacia el flamante casino, casi una procesión).
Espero que el INDEC vuelva a la normalidad más temprano que tarde, pero, la verdad? no lo veo.

jose dijo...

"Pagar tan sólo una cuota del Club como parte inicial de un plan de pagos ofrecido unilateralmente habría liberado reservas sustanciales para enfrentar otros vencimientos que sí tendrán pronto un carácter urgente"

En el caso de paga tan solo una cuota se hubiese leido :

"Pagar tan sólo una cuota del Club como parte inicial de un plan de pagos ofrecido unilateralmente deja la diferencia del pago total, para subsidiar a los amigos del gobierno o aumentar los gastos del estado para alimentar la inflacion"

Nada los conforma...

Tincho dijo...

Buen post Rollo

Anónimo dijo...

Mirá Rollo, un poco por prejuicios, otro por ceguera y sobreactuación, intentarán seguir y aplicar sólo maquillaje, hasta que la soja lo permita. El cuadro es que como dijo un colega tuyo, Agustín Monteverde, Néstor le dejó a Cristina un cáliz amargo; inflación reprimida, deuda cuasifiscal, distorsión fenomenal de precios, incipiente déficit fiscal y consumado el provincial in crescendo, calvario energético (insólito en un tipo como Tristán que viene de Sta.Cruz y debería conocer el paño), indexación salarial sazonada con controles de precios en ciertos rubros, desaliento en la oferta, y varios etcéteras; y los Kirchner son cobardes en toparse con Moyano y su gente (es más fácil cargarse a un viejo decrépito criminal del ejército dado que la tribuna progre te aplaudirá cuando descolgás el cuadrito) y esencialmente, adoptar medidas dolorosas, dado que en materia económica, se manejan con una urna en la cabeza. Están jugadísimos a que los altos precios de la soja les permitirá seguir haciendo barbaridades sin que por ello el mercado te haga pagar un precio por lo menos superior al que hasta ahora ya nos pasaron y que no es poco, excepto que lo disimula el hasta hace poco extraordinario contexto internacional. A Tristan y su mujer hay que verlos, como al Capitán de un barco, si son verdaderos pilotos de tormenta capeando temporales, ya que en aguas calmas y con vientos favorables, todos izamos velas y nos internamos aguas adentro.

Anónimo dijo...

Hay una frase q repite R. Fraga y q me gusta q dice q los políticos cambian de idiología, pero no de personalidad.
Q K ha cambiado de muchas veces su discurso queda confirmado con la nota publicada unos posts más abajo... pero q K cambie su personalidad no lo veo.
El pago al Club es una fiel muestra de como no cambió su personalidad. Y eso, me sigue preocupando.
Igual sí, prefiero el país de hoy q debe unos cuantos millones menos q el de la semana anterior. Pero no creo q esto muestre un cambio en la personalidad de K. Se hizo 100% fiel a su estilo.
Espero como muchos poder tomar estas noticias como cambios de rumbo, poder leer alguna de sus acciones como un "al fin, empezó a leer mejor la realidad, ya no ve conspiraciones y actúa en consecuencia". Lamentablemente ese día no llega.
Lo q pasa es q generalmente la realidad le gana indefectiblemente a la "vision de la realidad"

Sdos

Bendita

Walras dijo...

Muy buen post, coincidimos plenamente. Desde hace un tiempo pululan por los medios rumores y promesas de cambio (desde la asunción de Massa, para ser más claros). Pero en la medida en que no se pase a hechos concretos (con un dato de inflación del 0.5% estamos a años luz de esto), es poco probable que haya alguna mejora perceptible en las perspectivas de la Argentina. Esto último parece muuuuuy lejano y se siguen acumulando desprolijidades y cambios constantes en el rumbo del Gobierno. Lo que la semana pasada se anunció como una decisión definitiva (pago al CP) que nos empezaría a abrir la puerta al mundo, pocos días después comenzó a ser relativizada ("que vamos a pagar sólo el capital y los intereses vencidos, hasta USD 4.000 mill."; "que vamos a negociar y a poner condiciones"; etc). En fin, se anunció algo sin saber cómo se iba a hacer. Para peor, ni siquiera está claro el monto total de la deuda con el CP.
Sin previsibilidad ni rumbo claro en las políticas y sin construir un stock de credibilidad, en el largo camino al desarrollo no llegamos ni hasta la esquina.

buzzaldrin dijo...

Che, al margen: el link de "Son las instituciones, estúpido" está mal. Está como sonlasinsituciones.blogspot.com y en realidad es sonlasinstituciones.wordpress.com.

Nada, eso nomás.




Un saludo para mi mamá que está mirando.

Rollo Tomasi dijo...

gracias, corrijo

escriba dijo...

Hay inflación por la puja distributiva. No, gracias. Bolsitas no. Ya compramos.
Saludos

Anónimo dijo...

Rollo, en el homenaje a G(uido)DT se discutió un poco el tema, al menos con Fanelli y Heymann (¿parte del comité de expertos?), ¿le podés preguntar a Lucas si se puede conseguir el material presentado?
Saludos
Lic. Casanova

franco_roman dijo...

rollo:
comentario aparte y sin relación con el tema.
presidente o presidenta?
aqui la respuesta:
Un poco de gramática bien explicada....
Hagámoslo circular vale la pena.



¿PRESIDENTE o PRESIDENTA?


En español existen los participios activos como derivados verbales.



El participio activo del verbo atacar, es atacante;

el de sufrir, es sufriente;

el de cantar, es cantante;

el de existir, existente.



¿Cuál es el participio activo del verbo ser?



El participio activo del verbo ser,

es'el ente'.

El que es, es el ente.

Tiene entidad.



Porese motivo, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega al final 'ente'.



Por lo tanto, la persona que preside, se le dice presidente,

no presidenta, independientemente del sexo que esa persona tenga.



Se dice capilla ardiente, no ardienta; se dice estudiante, no estudianta;

se dice paciente, no pacienta;

se dice dirigente y no dirigenta.



La Sra. Cristina Fernández de Kirchner no sólo hace un mal uso del lenguaje por motivos ideológicos,

sinopor ignorancia de la gramática de la lengua española.



Pasemosel mensaje a todos nuestros conocidos argentinos con la esperanza que el mismo llegue finalmente a la Casa Rosada,

paraque de una vez termine de corregir a todas las personas que, correctamente,la llaman Presidente.



El que mandó esto frustró a un grupo de hombres que se había juntado en defensa del género,

ya habían firmado el dentisto,

el poeto,

el sindicalisto,

el pediatro,

el pianisto,

el turisto,

el taxisto,

el artisto,

el periodisto,

el violinisto,

el telefonisto,

el gasisto,

el trompestisto,

el techisto,

el maquinisto,

el electricisto,

el oculisto…

y el policío del esquino...

y, sobre todos… ¡el machisto!

Anónimo dijo...

Esperemos que el anuncio de este pago no corra la midms uerte de los reiterados anuncios de la repatriación de los fondos de Santa Cruz...

Anónimo dijo...

Creo que los comentarios dejan algo claro. No hay p... que les venga bien. Al menos si viene de este gobierno. Rollo empezó criticando pagar...y cuando parece que no se paga todo sino una parte, lo que se proponía antes, también lo critican.

Y bueno...No se puede conformar a todos.

Ricardo.

Anónimo dijo...

He leido boludeces, el hombre que calculaba, el manifiesto comunista, algún discurso de Cristina, otro de Menem, Alfosin, pero esto realmente es incomparable.
Mis condolencias

EMILIO dijo...

muy buen post Rollo