jueves, diciembre 11, 2008

brüning está vivo, me lo dijo un amigo

Se ve que las hiperinflaciones pegan fuerte. A nosotros la híper nos hizo adorar tanto el tipo de cambio fijo que a pesar de que todos reconocemos como un error no haber devaluado en 1998/9 -cuando devaluó Brasil, cayeron los términos de intercambio y se fueron los capitales de los mercados emergentes- hoy estamos dispuestos a hacer casi exactamente lo mismo ante circunstancias cualitativamente iguales y cuantitativamente bastante más intensas. Con los alemanes pasa igual. La última vez que reaccionaron a una Depresión de manera hiperortodoxa, fabricaron a Hitler y destruyeron Europa. No aprenden. También arrastrarán esta vez al continente, felizmente de otro modo.

9 comentarios:

Georg Christoph Lichtenberg dijo...

Bueno, las cosas no son tan mecanicistas. Por empezar, el sistema político alemán tiene una legitimidad sólida. Todo lo opuesto de la República de Weimar. El sistema financiero ahora no es tan dependiente del americano como lo era en los años 20 (Austria era aún más endeble). Los demagogos populistas es más fácil que aparezcan por Polonia, Rumania, Eslovaquia o Grecia que por Alemania mismo.

Ana C. dijo...

Se entiende el escepticismo del alemán. Está tratando de resistirse a las presiones del lobby automotriz. Ojalá se pongan a gastar en otra cosa.

La frase a recordar:

"For me the only stimulus measures that make sense are those that create jobs and have a positive structural effect beyond the economic cycle."

Ana C. dijo...

Che! Brüning se mandó la gran Lopez Murphy!

Johnnie Utah dijo...

No quiero armar quilombo (y dudo que lo haga) pero yo no vi, y aun no veo, al TC fijo (convertibilidad) como un error para paises como Argentina.
Espero no recibir muchas puteadas jajaja.


Slds

Anónimo dijo...

Johnnie: coincido.

Anónimo dijo...

"Los alemanes saben que cuando ocurrió la Gran Depresión intervinieron figuras claves del establishment angloamericano para instalar a Hitler en el poder, especialmente Montagu Norman, ex director del Banco de Inglaterra, su socio y subordinado Averell Arriman, y Prescott Bus, funcionario ejecutivo del anterior y abuelo del actual presidente de los Estados Unidos. Arriman y Bush jugaron papeles destacados en la canalización de apoyo financiero y demás al Partido Nazi de Norman y Hjalmar Schacht.
Estos patrocinadores angloamericanos del Partido Nazi trabajaban en base al perfil de los escritos de Hitler y la ideología de las SS; confiaban que Hitler emprendería la guerra contra la Unión Soviética, y que poner a Hitler en el poder, por consiguiente, acabaría de destruir a Alemania. Esos angloamericanos, plenamente conscientes de las lecciones de la derrota de Napoleón en Rusia en 1812, calculaban que una vez que los ejércitos alemanes estuviesen empantanados en Rusia, las fuerzas anglofrancesas atacarían a Alemania por la retaguardia y la aplastarían.
Pronto la inteligencia británica descubrió, empero, que Alemania se había valido de los contactos de von Ribbentrop para entrar en negociaciones de détente con el gobierno soviético, lo que dejaba libre a Alemania para atacar primero a Francia y Gran Bretaña. En el momento en que lo reconocieron, la monarquía británica se deshizo de Eduardo VIII, de inclinaciones prohitlerianas, para poder ponerse de acuerdo con los Estados Unidos. A la larga los Estados Unidos se unieron a Francia y Gran Bretaña para atacar a Alemania.
El apoyo angloamericano a Hitler está bien documentado, pero es un tema tabú, desde luego. Sin embargo, aun queda el hecho de que cuando Hitler sufrió severas pérdidas en las elecciones de noviembre de 1932, Montagu Norman, Arriman y Prescott Bush intervinieron con sus cómplices alemanes, entre ellos Hjalmar Schacht y von Papen, para rescatar a Hitler y a su partido con apoyo financiero y demás ayuda. Ello se documenta en gran detalle en el libro George Bush: The Unauthorized Biography, por Antón Chaitkin y Webster Tarpley.
Von Schleicher era la última posibilidad de que Alemania pudiese superar la depresión, en forma parecida a como lo hizo Franklin Delano Roosevelt. Pero von Schleicher fue derrocado, gracias a la presión de Norman en Gran Bretaña y sus aliados banqueros en Nueva York, el 28 de enero de 1933; el 30 de enero de 1933 Hitler asumió la Cancillería.
La Cancillería de Hitler era débil al principio, pero el incendio del Reichstag sirvió de pretexto para darle a su régimen facultades represivas extraordinarias. Ello se consiguió, primero, con el llamado decreto presidencial del 28 de febrero de 1933, por el que se abrogaban los derechos básicos de la Constitución de Weimar. El golpe constitucional quedó completo con la anuencia del Reichstag a adoptar las leyes de emergencia (Ermaechtigungsgesetze) que Hitler quería. El golpe concluyó con los asesinatos posteriores al presunto conato de Roehm, el 30 de junio de 1934. Lo que sucedió tras estos importantes cambios, esencialmente, fue la corrupción y destrucción del orden constitucional. La consigna que se oía entonces, de que "justo es todo aquello que conviene al pueblo alemán; injusto es todo aquello que le perjudica", encuentra eco en la actual, de que "quien no esté con nosotros, está en contra".

Las facultades de los fiscales se fortalecieron a costillas de los derechos civiles y la autoridad de los tribunales. La tendencia a la desaparición de todo fundamento legal para la acción de éstos aumentó con los años, a medida que el régimen se iba radicalizando. Eso fue lo que hizo posible el sistema de campos de concentración y la matanza de los retardados mentales. Así fue como Hitler, tras la muerte de Hindenburg y el asesinato de von Schleicher, obtuvo el poder absoluto. La consecuencia final fue la Segunda Guerra Mundial."

Anónimo dijo...

"... el propio abuelo del Presidente, Prescott S. Bush, fue director de la Union Banking Corporation (UBC) del jefe del cartel acerero alemán Fritz Thyssen, quien en su libro Yo le pagué a Hitler (1941) reconoció con orgullo que él fue el primer y más grande patrocinador financiero de Hitler. De 1924 a 1942 UBC fue el banco de inversiones en la ciudad de Nueva York para todas las operaciones de Thyssen en EU. W. Averell Harriman hizo el arreglo con Thyssen, y varios directores de Brown Brothers Harriman, entre ellos Ronald Harriman y Prescott Bush, fueron directores y accionistas de UBC, aun después de que Hitler tomó el poder en Alemania e invadió Europa Oriental. Bush permaneció como director administrativo de UBC hasta el momento que el Gobierno de EU decidió clausurar el banco.
El 20 de octubre de 1942, de conformidad con la ley de Tratos con el Enemigo, el Congreso estadounidense incautó todos los activos de Union Banking Corporation de Nueva York. El depositario de propiedades extranjeras de EU, Leo T. Crowly, aprobó la incautación. Para fines de octubre de 1942, el Congreso estadounidense había incautado un total de cuatro entidades de Thyssen, todas dirigidas a través de UBC. Las otras entidades incautadas eran: Hamburg-American Line, Holland-American Trading Corp., y Seamless Steel Equipment Corp. Lejos de ser empresas ficticias, estas entidades estuvieron implicadas en el suministro de insumos clave a la Alemania nazi. Las audiencias del Congreso de EU al final de la Segunda Guerra Mundial revelaron que United Steel Works Corporation de Thyssen, que estaba entrelazada con UBC, había sido la principal abastecedora de acero, hierro y explosivos para la maquinaria bélica nazi (audiencias "Eliminación de Recursos Alemanes para la Guerra", ante la subcomisión de la Comisión de Asuntos Militares del Senado de EU, 2 de julio de 1945)."

Johnnie Utah dijo...

Jajajaja...VAMOS! Anonimo 2:38pm no estamos solos...

Slds

Anónimo dijo...

Aplicar todo lo que saben de los caramelitos del resto del mundo que llevaron a la humanidad a su deshumaninazacion a ultranza, solo sirve para darnos cuenta de que no sirvieron ni serviran, menos en esta argentina en picada.
El gobierno tambien usa esos modelitos dialecticos para embaucar en una utopia que ya resulta ilusa.
porque no toman temas locales y cosas que pasan todos los dias, para ver si al menos podemos entender algo.
la marcha del viernes fue multidinaria: y fue por el hambre señores, mientras ningun canal de tv transmitia el acto y perdian sus valiosos minutos hablando del caos de transito. Ninguno hablo del hambre que existe, de la excluson que existe, ... etc...etc...
Y a presi -muy oportuna como siempre- les tendio una mano a los 230000 asalariados que cobran mas de 7000 pesos, dejando de lado a los millones que cobran menos y a los jubilados, diciendo fuera de contexto que eliminaba la tablita de machinea, como si fuera algo personal.
Pero no hablo del iva y lo injusto e ilegal que es, que tambien se subio de a poquito en los noventa -su odiada etapa- y nunca se bajo a su normal 13%, a pesar que su odiosa etapa hace 8 años que termino y hace 7 que ellos estan el gobierno.
No hay impuesto mas genocida que este. el que no tiene casi para comer paga iva. El hambreado paga iva. el niño que va a la escuela paga iva hasta en un lapiz. De que derechos humanos hablan?...
Asi que pongamonos las pilas, porque la taradez y la inmoralidad nos consumen.