miércoles, junio 17, 2009

me aplastó ver al Gigante, de grande me volvió a pasar lo mismo

Rosario siempre estuvo cerca. La Ciencia Maldita apoya fervientemente el pedido para que juguemos de local contra Brasil en el Gigante de Arroyito. Nos fue bien en el 78, nos irá bien treinta años después.

Aprovechamos para enumerar la lista de lugares comunes de los críticos de la Selección, y hacer un breve comentario al respecto:

+ Los tres enanos no funcionan. Primero vamos a la estadística. Si no me acuerdo mal, el Tridente jugó cuatro partidos: Bolivia, Uruguay, Venezuela, Colombia. Mal o bien, se ganaron los cuatro. El mejor partido de esos cuatro fue el de Venezuela, que fue el único en el que jugaron los tres enanos sin enganche. Para mí la lección es precisamente esa: tienen que jugar los tres, pero si juega un enganche (Riquelme, Verón) la cosa realmente no funciona. Messi toca menos pelotas, y eso es trágico. No entiendo por qué Diegote cambió la existosa formación contra Venezuela.

+ Tiene que jugar el Pipita Higuaín. No nos oponemos, está todo bien, pero tampoco pensemos que es el nuevo salvador. Antes decían Milito, alguno pide Bergessio, en su momento era Lavezzi -- calma, radicales. Si no nos salva Messi, tampoco nos va a salvar Higuaín.

+ El Diego no sabe de fútbol. La evidencia es su claro error con Gago de 8 y el hecho de salir a jugar de igual a igual a Bolivia. Lo de Gago de 8 duró un solo tiempo: a Pekerman y a Basile les duró todo su mandato. Cambiasso jugó de carrilero en un Mundial! Increíble. Mascherano jugó de 8! Insólito. ¡¡¡Y en el 94 jugábamos con un rarísimo 4-2-4!!! Diego tardó más o menos treinta y cinco minutos en comprender que no funcionaba (a esa altura del partido yo vi a Zanetti preparándose). En la selección de Maradona, ese error quedó tan claro sencillamente porque todo lo demás era tan sensato que Gago de 8 saltaba demasiado a la vista. Con Basile y con Pekerman las formaciones asimétricas eran cosa de todos los días, nada podía llegar a sorprenderte.

En fin, pensamientos aislados. Ahora estamos concentrados en el fútbol local. Godoy Cruz Diablo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Rollo, ojala se les de, a todos los hinchas de central. Messi no se ponen los equipos al hombro, no lo hace en la seleccion y en el barcelona lo hacen iniesta, xavi o puyol, pero no el. No estoy tan seguro que diego sepa de futbol, o en todo caso lo sabe comunicar bien.

El Mellizo dijo...

una vez llevamos al monumental una bandera era por mi madre en rosario que decía "los salieris de bielsa", la nación lo comentó y nadie entendió bien qué significaba, eran épocas de pekerman y ganamos 1 a 0 a ecuador. maradona no puede dirigir una selección, tal vez tenga suerte y le vaya bien, pero no es técnico. fue uno de los jugadores más grandes que vi en mi vida y su gol en méxico una de las joyas más hermosas del deporte argentino, pero no alcanza. un técnico moderno, que maneja superestrellas millonarias es casi un ceo, y no puede pelear todo el tiempo y no medir lo que dice, y la confrontación por la confrontación misma desgasta, perjudica, y tira al grupo para atrás.
si la selección vuelve al gigante, llevaré de nuevo esa bandera y espero que la entiendan. el domingo fui a la cancha y me emocioné como siempre cuando el uruguayo lima la clavó en el palo y entró como un misil al fondo del arco.

Angel dijo...

Me surge una critica de lo siguiente:

El mejor partido de esos cuatro fue el de Venezuela

Coincido con la idea bilardista de lo importante es ganar. Pero acá no hablamos de ganar, si no de trasmitir cierta seguridad, que de una forma u otra se relaciona con jugar bien.

En el partido con Venezuela jugamos mal, especialmente el primer tiempo. Pero tanto en el primero como en el segundo, en cuanto un venezolano se proponía ir para adelante llegaba mano a mano con el arquero, eso en pies de alguien un poco mas habilidoso es una goleada tan fea y como la boliviana, y mas histórica. De hecho me arrepiento de no haber seguido mis instintos, casi transformados en seguridad después de ese encuentro, y haber apostado unos cuantos dolares por Bolivia en bwin.

A mi entender el mejor partido fue contra Colombia (si, fue muy malo, pero menos malo que el que jugamos contra Venezuela).

Anónimo dijo...

No analicemos el conjunto, es falaz. Tevez jugo 10 partidos en las elminatorias, hizo un gol -el segundo a venezuela de local, erro un penal que se podria decir que costo un partido y lo expulsaron 2 veces. Poco efectivo para un delantero de area no?

il postino dijo...

Un solo enano; uno solo, ni dos ni tres. Messi. El segundo o tercero, entran si estamos ganando dos a cero, a romper las bolas y a hacer que los marcadores de punta no puedan subir. Mientras tanto, Messi, un nueve grandote, un ocho encarador que juegue del lado de su pie hàbil (la derecha, si), doble 5, cuatro en el fondo que jueguen en la posiciòn que conozcan; un arquero sobrio (andujar no està mal). Me falta uno: un media punta que le pegue bien, que juegue atràs de Messi y arme juego para él, para el 9 y para el 8 encarador (Maxi si estuviera en su mejor forma). Veròn puede hacer ese rol de distribuidor, pero no es el ùnico; Riquelme no.

Anónimo dijo...

Rollo, FANTÁSTICO! Si se te ocurre algo y estás convencido, ponelo en práctica y si a los 35 del primer tiempo no funciona, cambialo! Excelente forma de hacer las cosas, está bien, es la argentinian way.

Benji Disraeli decía que el éxito radica en la constancia de los objetivos.

Salut

Anónimo dijo...

Maradona y Garre ganaron muchos partidos juntos en el ´86, eso no justifica la inclusion de Garre.

Gente Bien dijo...

Mellizo: Maradona no fue "uno de los jugadores más grandes": fue el mejor del mundo, en la historia del fútbol. El gol en méxico no fue "una de las joyas más hermosas" sino el mejor gol de todos los tiempos.
Coincido en que Maradona no es un gran técnico, y justamente por eso lo asesoran varias personas (entre ellas Carlos Salvador) con criterio. Pero vamos a coincidir que para ser el mejor del mundo, algo tenés que saber -imagino que no todo es cuestión de talento-.
Metan a quien quieran en el equipo. Tenemos materia prima para ganarle a cualquier equipo, caminando. Hay ciertas bases que para mí deben estar sí o sí: línea de 4 en el fondo, y Messi arriba, ahí donde juega mano a mano contra los defensores rivales y es más punzante.