lunes, mayo 15, 2006

gracias, Javier Zanetti

Dueño por la eternidad del carril derecho

Las palabras con las que el Pupi confirmó la incalificable decisión de Pekerman son apenas un indicio de su grandeza. Aquí va nuestro acto de desagravio: la selección mundial de todos los tiempos desde que Rollo ve fútbol (partido debut: Argentinos 1 v. Central 0, 1977) apegándose a su sistema favorito (3-3-2-2) y metiendo los tres cambios admitidos por el reglamento (clickear para agrandar):



De paso desagraviamos a Davids, que también quedó afuera. Mamita qué equipito, qué temple ahí abajo, qué dinámica esa línea de tres en el medio, que qualité más arriba.

Dios quiera que se lesione alguno de esos tantos anodinos Juveniles (ie., jugadores que alcanzaron su pico de notoriedad como integrantes de los Pekerman Boys) y haya tiempo para meterlo a Javier.