martes, mayo 16, 2006

soy amigo de platón, pero soy más amigo de la verdad

La sin dudas lamentable remoción de un miembro de una comisión de agricultura en el Congreso le despierta a mi amigo Sergio Berensztein una conexión mental con el Holocausto (btw, el poema en cuestión no es de Brecht sino de Martin Niemöller, pero, como nos explica la Biblioteca de Babel, "In Spanish-speaking countries the poem has been often erroneously attributed to Bertolt Brecht since the 1970s").

El problema con esas equiparaciones es el mismo que notaron algunos mails en relación con mis comentarios astronómicos: todo movimiento es relativo. Entiendo que a alguien le pueda parecer simpático pensar que Kirchner es tan malo como Hitler; pero el corolario lógico de esa observación en principio inofensiva es que Hitler tiene que haber sido tan malo, o tan poco malo, como Kirchner. And that I don't like.