domingo, septiembre 09, 2007

desventuras de la oposición

La anécdota del periodista Fernando González de Bloguín es pasmosa:

El jueves, mientras llegaba a la redacción de Clarín a bordo de un taxi, el chofer -que venía escuchando mis conversaciones por celular sobre la definición de las listas de candidatos- me preguntó si sabía a qué cargo se postulaba el ex juez Martín Silva Garretón. Ante mi ignorancia, el taxista me explicó que lo había transportado hacía un par de días y que el magistrado lo consultó sobre si debía aceptar una oferta para ser candidato del neuquino Jorge Sobisch o del puntano Alberto Rodríguez Saá. Al parecer, ambos lo habían sondeado y el muchacho le respondió que a él le parecía mejor Sobisch.

No se sabe si Silva Garretón decidió seguir el consejo del taxista oráculo, pero lo cierto que ayer apareció a última hora como primer candidato a senador del frente liderado por el neuquino Sobisch...

5 comentarios:

el generico dijo...

Al asesino se le sumo un corrupto. Los ciudadanos se unen.

dierdre joy whisky or sumthen dijo...

¿Por qué no se postula directamente a presidente?

Anónimo dijo...

Buena pregunta...

.lermit

Anónimo dijo...

Peor que siguiera los consejos de un seudo economista.

Anónimo dijo...

Los economistas tendrían que usar una oblea como los tacheros. Si cumplieron con la verificación técnica anual pueden hablar de inflación, economía, producto bruto, etc.