miércoles, octubre 31, 2007

ego puto in orto meo

A la izquierda, zapallos; a la derecha tomates; al fondo, lechuga

Me están y me estoy preguntando seguido: ¿qué hay con la inflación? ¿Cuál es el problema de una inflación de 20%? ¿Puede afectar el crecimiento? Una vez descartada la idea de que la inflación le pega a los salarios, que no es cierta como norma general porque los salarios pueden estar subiendo más que los precios -como de hecho ha ocurrido en los últimos tres años-, ¿qué problema hay?

Creo que el principal canal es el efecto sobre la inversión: en la alta inflación, los precios se mueven a distintas velocidades. Y los precios relativos (la relación de precios entre las cosas) son mucho más flucutantes. Eso, creo, golpea a las decisiones de inversión porque es más difícil calcular la rentabilidda. Un caso extremo es el de mi huerta: sembré con el tomate a $16 y ahora ya anda por los 6 pesos. No es que la idea fuera vender los tomates; pero si ahorrarme de comprarlos, todo por supuesto como excusa para sublimar las alteraciones psicológicas de la fase final de un decade-long tránsito a la adultez. Evidentemente la pifié, como con tantos otros pronósticos. Como vengo en los negocios, cuando coseche van a estar tan baratos que en vez de golpearle las cacerolas, la Isla de la Soberbia va a querer echarla a los tomatazos. Y en ese momento -como contrera que soy- me haré cristinista neto.

9 comentarios:

Ana C. dijo...

¡Niño! Léase cualquier libro de macro y déjese de esos "creo que el principal problema con la inflación es...", que al final este blog es el blog económico más leído de la Argentina y con semejante inseguridad los economistas perdemos credibilidad.

En el de Romer hay unos cuantos de esos problemas enumerados. Pero ahora que lo pienso es cierto. Tan seguro no se lo lee tampoco a Romer.

Para ello vaya entonces a la página web del BCE. Ellos sí están totalmente convencidos de porqué la inflación es una peste.´

Lindo el jardincito. Y al final, va a ser rico comer tomates sembrados por uno mismo. Seguro que son más ricos que los del supermercado.

Qué culpa tiene dijo...

Rollo, a tu huerta le falta un poco de marketing. Si el precio baja demasiado, olvidate de las ensaladas. Organizá "La Tomatina del Boicot" o algo así, sponsors included.
A propósito de los salarios (que algunos subieron más que la inflación, es cierto) uno de cada dos se paga en negro. Y esos siempre van a perder con la inflación. ¿Por qué los economistas se rasgan las vestiduras con tantos temas y nunca hablan del enorme margen de informalidad que existe en la Argentina? No sólo nadie hace nada, ni siquiera se dice nada.

pc dijo...

Ana,
no fui al sitio del BCE, pero el videito "educativo" del BCE que puso Musgrave es tan berreta que ni ganas dan.

Nene, tomate la sopa porque si no viene el monstruo de la inflaciooooooooon.

Happy Halloween!

pc dijo...

Rollo,
yo creo que el problema de la inflacion es uno del que vos ya has hablado bastante en el blog: el de la indexacion.

Cuando la dinamica inflacionaria se incorpora en las expectativas, quiere decir que el mes que viene vas a tener inflacion, simplemente porque este mes la tuviste. Y si las expectativas son crecientes, entras en una espiral.

Es un poco como la distincion que se hace en los mercados financieros con las subas de precios de los activos que se deben a fundamentals o a burbujas. Si el stock market sube porque los fundamentals son solidos, no hay problema en que haya inflacion de activos. Pero si suben porque hay una burbuja (compro porque va a subir, y sube porque yo compro) las consecuencias pueden ser desastrosas.

En el caso de la inflacion la equivalencia seria: si los precios suben porque estamos creciendo fuerte, o con fuerte superavit comercial (o las dos cosas), no esta tan mal (son fundamentals). Si suben porque todos pensamos que van a subir (indexacion), entonces estamos en una especie de burbuja.

Los macroeconomistas argentinos de los 80 tenian muy claro el problema de la indexacion.

Anónimo dijo...

ay, te agarró el modelo de la telaraña...qué pena. y qué miope...

Ana C. dijo...

Si los economistas argentinos sabían de algo en los '80 era de inflación. Una generación después y hay que inventar la pólvora de vuelta.

PC, dése una vueltita por el BCE. Hay bastante más que ese video.

Mariano T. dijo...

Yo también tengo quinta en el fondo.
Lamento decirte que para cuando coseches, sino hay ningún despelote climático, el tomate va a estar a "2 kg por 3 pesito señora, llevelon que estan muy buenos"

lll dijo...

ego puto in orto meo significa te copiaste de leoni

Anónimo dijo...

I am genuinely delighted to read this webpage posts which includes tons of helpful data, thanks for providing these information.
My web page :: perfumes