martes, noviembre 27, 2007

cuando la inflación da lugar a las reformas

La proliferación de tickets canasta, tickets restorán, tickets juguetería, es una de esas inexplicables anormalidades argentinas. Lectores del mundo, oíd: ¿hay algún país con tal difusión de los tickets? No creo. Entiendo el contexto en el que surgió: había que bajar los costos laborales de la convertibilidad y este atajo habrá resultado más digerible que una baja pequeña en la contribución patornal.

Con la Coca de lata a $3,25, alguien podrá decir que ahora los costos laborales también son cada vez más altos, y no es momento para eliminar los tickets. La Ciencia Maldita está, de todas maneras, a favor de la eliminación completa de los tickets. Será cuestión de que a la hora de subir los sueldos sea 23% en lugar de 25%, ponele. La inflación que, todo lo licúa, te permite este lujo de las "reformas estructurales".

3 comentarios:

Charrua dijo...

Acá en Uruguay están bastante difundidos, quizá por imitación de Uds. La verdad que no sé que abusos se habrán cometido allá pero aquí no siento a nadie que se queje. Y dado que suprimirlos equivale a subir los aportes (y más para los sueldos más bajos), no veo probable que este gobierno lo haga.

Anónimo dijo...

Rollo, yo pagué una lata de pepsi en caballito a $1,75.
Dónde comprás la lata a $3,25? en el freeshop?

Muy bueno el blog.
rodo

Anónimo dijo...

La supresión de los tickets es más plata para los sindicatos y las mal llamadas obras sociales. Acuérdense que se paga impuesto a las ganancias sobre los tickets