jueves, marzo 27, 2008

un pequeño paso para una mujer, un pequeño paso para un país

Hay un sistema de arbitraje, que no sé como se llama, en el que el árbitro no puede proponer una solución intermedia, sino que debe elegir entre las opciones que presenta cada parte. La ventaja es que bajo ese sistema las partes tienen incentivos para acercar sus posiciones: la parte que presenta una alternativa extrema llevará las de perder. Si vamos a un arbitraje de este estilo por las Malvinas, y nuestra propuesta es soberanía total o nada, yo puteo a mi presidente: es una alternativa obviamente perdedora.

Creo que acá pasa un poco lo mismo. El árbitro es el gran pueblo mediático. Cada gesto de acercamiento es aprobado. Lo de Cristina de hoy creo que fue mínimo, onda la tortuga de Aquiles. Se movió, pero más o menos a la velocidad que se mueve la aguja más chiquita del reloj: no te das cuenta de que se movió. Nuestra Maestra Ciruela empezó por el principio de las cosas ("los cuatro atributos del ser humano son..."), luego nos explicó por qué las retenciones a la soja abaratan los alimentos (cosa con la que no estamos de acuerdo, al menos para el caso de los alimentos que se exportan, como leche o carne), después -tras una disgresión sobre el Grito de Alcorta, del que "esos jóvenes que quizás no lo conocen" pueden enterarse presionando aquí- pasó revista por todos los posibles enfrentamientos de nuestra sociedad, reales o imaginarios (color de piel, barrio en el que vivís, grandes vs pequeños propietarios, etc.) y finalmente pronunció la palabra "diálogo" - ese milímetro de concesión.

A este ritmo de negociación nos vamos a aburrir. El campo ya había hablado de "diálogo", pero también decía -sin decirlo del todo- que primero había que negociar y después parar con el paro ("si esa mesa de concertación cumple con las expectativas de nuestras bases se suspenderán todas las medidas de fuerza"). No entiendo cómo sigue, pero creo que acá la regla siempre tiene que ser poner la pelota en campo rival, que es un poco lo que acaba de hacer Cristina. Creo que el referí -el gran pueblo mediático- está a favor de eso: conceder, acercar.

Para mí la lógica desde el punto de vista de "los ruralistas" es levantar el corte de rutas -medida ilegal con la que estoy en desacuerdo como regla general- pero no "el paro" -esto es, entregar sus cultivos a los camiones- y poner condiciones para la negociación, en un wording que dé un pequeño lugar para que la marcha atrás de Cristina no tenga que ser completa (ejemplo de versión final: que el nivel actual de retenciones -40%- sea a los precios del 12 de marzo, pero la movilidad implique que hoy sean 35%). Tal vez, acompañar con el happening de la abundancia. Levantar el paro y sentarse a la mesa sin condiciones es un poco loser.

Quizás a fin de cuentas lo mejor sería que prospere la alternativa judicial, y ahí sí, inmediatamente, levantar el paro y sentarse a negociar. Veremos. Por si acaso, tras toda esta cháchara confusa e indefinida me voy al súper a ver si queda alguna salchichita.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Compro tiempo,
tanto como cinco segundos.

Anónimo dijo...

Te recomiendo, estimado Rollo, que leas la página de ese muchacho Quintín (http://lalectoraprovisoria.wordpress.com/)
quien antes era progresista y este paro agrario le hizo ver que hay que estar radicalmente contra Cristina y se puso a atacar a todos los progesistas.
Me encantó su post. Lo recomiendo
A continuación pongo el post que le dejé: "Me encantó. Ahora cuando hagamos las marchas por la memoria completa, con Cecilia Pando y toda la gente digna, tendremos el gusto de verlo a usted, señor Quintín y a su señora esposa Flavia (quien, supongo, opinará de manera semejante a la que manifiesta en este excelente post) a nuestro lado. Cuanto me gustaría que se nos sumara, pidiendo justicia, para que vayan presos los montoneros que están en el gobierno. Para que se termine toda esta patota, como usted dice, FASCISTA.
Realmente, me encantó, estimado Quintín.
Si no fuera un atrevimiento, lo invitaría a mi estancia, pero me parece que todavía no me atrevo.
Hoy vi en la tapa de La Nación a la señora Beatriz Sarlo defendiendo nuestra causa. Y ahora leo acá su post, y no me olvido que usted era uno de esos muchachos alocados que apoyaba la patota progresista de Ibarra y Telerman. Cuánto ha reflexionado, se nota.
¡Si mi padre viviera! Me parece que lo voy a llamar a José Martínez de Hoz y le cuento lo que está pasando. Ahora que este gobierno reaccionario, como usted dice, lo vuelve a perseguir, hay que darle una alegría. ¡Ese hombre ha hecho tanto por este país! Hoy es un día glorioso, me hace acordar a cuando participamos en aquellas jornadas heroicas que derivaron en la Revolución Libertadora. ¡Qué gesta gloriosa! Lástima que el Almirante Rojas no esté con nosotros. Se le nublarían los ojos.
Gracias Quintín por su apoyo.
Merceditas"

Anónimo dijo...

No, me parece una equivocación y ponerse al nivel de Moyano, yo creo que es una oportunidad que nuestra Presidente da al sector para dialogar, si fuera Lilita, o Nestor la cosa sería distinta y con seguridad que si hubiera estado Carlitos, esto no ocurría.

FT dijo...

Parte del problema es que Cristina, al igual que su marido, no tiene la capacidad de ser conciliadora, aún cuando, quizás, hoy lo haya intentado. ¿Qué necesidad había de enfatizar el vínculo de la protesta en las rutas con los pocos pro-Videla que hayan circulado por Plaza de Mayo? (Si es por eso, también podía mencionar sus camisas pardas patrullando las calles céntricas.) ¿Derechos humanos? ¿Qué tenía que ver eso con la protesta real, más allá de las cacerolas ridículas de Capital Norte? Además, tu arrogante y pendex amigo Lost-o no debería haberle dicho que hable de la ínfima (y muy transitoria) reducción de los derechos de expo del trigo y del maíz, pues parecía una cargada. Veremos ahora cómo se resuelve este lío.

Anónimo dijo...

vos sabes que, respecto de la alternativa judicial a la que le pones unas fichas segun parece, la denuncia por extorsion de Barcesat es mas solida tecnicamente que la pelotudez suprema que ensaya la prestigiosisima y popularisima ADE.
creo que es mas factible, con el tiempo, una condena por extorsion que una medida de no innovar
abokado

Anónimo dijo...

La misma presidente que critica (en el día de su asunción frente al mundo) la actitud negociadora de Tabaré frente al reclamo argentino por las pasteras - "Uruguay no negocia hasta que no se levanten los cortes" - le dice al campo "el gobierno no negocia hasta que no se levanten los cortes". Jeje, parece una tomada de pelo...
Ken Adams

Lic. Baleno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Me parece que hubo entre líneas algo mas que una propuesta al dialogo. Aclaró el caracter heterogéneo del campo, no dijo que las retenciones no pueden bajar sino que deben existir. Tu idea de que el "campo" se suba a los camiones y vaya a Plaza de Mayo sería la movida perfecta..."Hola vengo a dialogar y mis amigos están esperando a fuera"...que D´elia se cague a tromapadas con los arados.
Marcelo

Anónimo dijo...

Amigo Rollo, por qué no discutimos tambien dónde van esas retenciones?? Claramente el Estado Nacional esta recaudando fortunas, cómo hace la famosa Redistribución?? Las retenciones representan el 40% del ingreso y no son COPARTICIPABLES con las provincias. A donde van? Al tren bala??? Subsidios?? Gracias, Abrazo

Gerardo de Neuquén