jueves, junio 05, 2008

técnico que debuta no pierde

Debuté razonablemente como seleccionador nacional. Me quedé hasta las 2am, con la tele en mute como señala el punto 15 de los mandamientos de Hombre de Olé Bajo el Brazo cuando se ve fútbol de madrugada en cama biplaza. Cuidado: yo creo que el resultado fue un poquito generoso, como suele ser cuando un equipo hace un gol tempranero. Si no hubiera entrado tan temprano no sé si habríamos metido 4 pepas. Algunas conclusiones:

- Messi de enganche es un hallazgo, tan importante y tan sencillo como el huevo de Colón -que tiene un monumento-. Liberen a Lio, decíamos hace un año y medio. Por fin. Si quiere puede hacer su jugada, esa en la que todos saben lo que va a hacer (ir de derecha a izquierda enganchando para adentro) pero no lo pueden parar porque no saben exáctamente cómo y cuándo. Pero jugando suelto muestra todo un repertorio que no le conocemos en su condición habitual de Perseguidor del Juez de Línea.

- Gago me sorprendió. No es un jugador que uno lleve en el corazón -como Mascherano- pero la verdad que la rompió, en la marca y en la distribución.

- Defensivamente el equipo no estuvo mal considerando que era el debut de la línea de 3. Siempre había 6 jugadores argentinos defendiendo, aun en los contraataques: si llegaba Maxi arriba, Gago retrocedía por la franja izquierda y teníamos dos líneas de 3.

- El principal problema -para mí, un aprendizaje de esta noche- fue el de la salida. Acá hubo mérito de los mexicanos, que presionaron muchísimo. Si bien uno sabe que "la línea de 4 te da más salida", uno creía que los dos carrileros abiertos (Zanetti y Maxi Rodríguez) podían ser receptores para empezar las jugadas. Eso muchas veces no pudo hacerse. Los mexicanos presionaban y jugadores como Colocha tenían que decidir la jugada más veces de lo que uno querría -aunque se las ingenió bastante bien-. Muchas veces la bola tenía que terminar en los pies de Abondanzieri. Con los enanos, eso es un problema porque el rechazo del arquero no va a terminar en sus cabezas, aunque son muy atentos en la "segunda jugada" peleando la bola después del cabezazo rival. Un poco es un tema de acostumbramiento; segundo, con todo lo bien que jugó Maxi sigue siendo una pena no tener un carrilero zurdo (fantaseé en un momento con el Kily); tercero, la presencia de Tévez va a ser importante como receptor de los pases por los costados, como lo fue la de Agüero pero no tanto la de Cruz.

En definitiva, sigue siendo un hecho de que le metimos 4 pepas a México (¿cuánto hacía que no?) y que nos perdimos otras tantas muy claras, incluyendo una de Cruz que me hizo acordar a aquella famosa de Valdano contra Bélgica cuando el partido estaba 0-0 ("Es que llegó cansado", lo disculpó Diego). No es que la línea de 3 sea salvadora tácticamente: es sencillamente el único sistema realmente compatible con los 3 enanos. Con sólo 2, ayer les hicimos un lío bárbaro a los pobres mexicanos. Y lo mejor fue que con sus primeros cambios -Cavenaghi por Cruz, Jonás por Maxi- Basile persistió en el 3-4-1-2, y sólo empezó a cambiar ya por el minuto 80, cuando Banega entró por Gago y Zanetti empezó a retrasarse. En el ochentipico, cuando salieron Messi y Agüero, apagué la tele. Lo mismo que haría si los sacan en la Copa del Mundo.

7 comentarios:

carlos dijo...

el carrilero izquierdo ya está, es D'atolo, sin duda (no soy de Boca, soy pincha). En el gol de cabeza de Palermo le puso un centro perfecto... ¡de derecha! Tiene un despliegue fenomenal

Anónimo dijo...

Me extraña araña...el carrillero izquierdo que te falta nos deleitó con la auriazul hasta hace 6 meses...el que la va a romper en las olimpíadas como ya lo hizo en el Mundial Juvenil...ROLLO: ANGELITO A LA SELECCIÓN MAYOR!!!

Rollo Tomasi dijo...

sin dudas, dos candidatos interesantes.

Anónimo dijo...

muy buen post, Rollo.

Anónimo dijo...

Con el esquema anterior se le ganó a México por la misma diferencia. Fue un partido oficial jugado cuando la selección norteamericana tenía técnico.

Anónimo dijo...

¡ojo! que sin riquelme y messi de enganche pueden jugar los 3 enanos con el 4-3-1-2 de siempre.
ahora, ¿va a sacar baile a riquelme? lo dudo. ¿tiene que sacarlo? estoy seguro que no.
yo prefiero un 4-2-3-1 barcelones, con gago y masche al medio, aguero-riquelme-messi haciendo estragos, y tevez de punta. y que vengan a sacarnosla si nos quieren ganar.

JPV dijo...

Rollo, Maxi es imprescindible. Cerró cuatro veces a la espalda de Colocha en los primeros 10´. Llegó al gol, participó de la perla Agüero-Messi. No me lo toques. No seas tan Bielsista en tu obsesión de poner zurdos por la izquierda. Vivan las diagonales y los enganches con el perfil invertido. Coco no es tonto. Hoy Argentina tiene buenos zagueros centrales (además de los que están, Fazio y Garay pintan bien), muy buenos mediocampistas centrales (Verón, Cambiasso y Banega además de Masche y Gago) y estupendos delanteros. El punto de partida es Agüero-Messi. La sociedad de Leo con Tevez es "sospechosa". No veo química dentro de la cancha. No se potencian. Cuando uno la agarra, el otro mira. Y creo que Cruz es ese 9 complementario que entiende cual es su rol con los cracks como Kun y Leo. "The final piece of the puzzle", diría el gran Bob Costas. No hay laterales? Juguemos sin ellos. No está Riquelme? Cambiemos el esquema. Gago te marca el tempo del equipo...Abrazo, JPV