miércoles, julio 23, 2008

El Gen Argentino

Es lindo sentirse especial. En cierta medida todos somos la consecuencia de un cúmulo de eventos particulares que nos definen. Pero lo cierto es que pese a todas las diferencias, somos humanos y sangramos todos igual. Los antibioticos sirven igual para los negros, amarillos, blancos, cristianos, musulmanes, judíos, gays, etc. Al final de cuentas, si bien todos somos distintos y especiales... no somos tan distintos ni tan especiales.

Con los paises pasa lo mismo, supongo. Cada país tiene una historia particular, con sus heroes, mitos y demonios. Y cada país tiene sus características y su estructura económica. ¿A que viene esta diatriba? En una frecuente discusión entre economistas ortodoxos y heterodoxos, aunque descreo de tales categorías ya que existen muchas variantes entre ambos grupos y muchas zonas grises.

Uno de los argumentos heterodoxos es que Argentina es un país especial. Y ahí van metidos un montón de argumentos distintos: estructura productiva desequilibrada, empate político, industrialización tardía, capitalismo dependiente, empresarios no schumpeterianos, viveza criolla, y larga cantidad de etceteras que economistas mejor versados en temas de desarrollo económico que yo podrán ampliar a gusto. No existen los paises especiales, no existe "el gen argentino": no somos ni tan únicos ni tan importantes como para merecer una teoría económica especial adaptada a la Argentina. Que soberbia pensar lo contrario.

No estoy diciendo que Argentina no tenga sus especificidades que haya que tener en cuenta, como es la memoria inflacionaria por ejemplo. Pero ese empecinamiento en creer que el fracaso argentino se explica por otra cosa que no sea la torpeza de los gobiernos argentinos y de la sociedad argentina es querer encontrar un chivo expiatorio.

Siempre queremos encontrar la quinta pata al gato. Ejemplo reciente: ¿tanto cuesta redistribuir ingresos con un sistema impositivo progresivo y no distorsivo como los mejores paises del mundo hacen? ¿tanto cuesta cuidar la mesa argentina con subsidios directos a los pobres sin tocar los precios relativos? Y más importante aún: ¿por que creemos que somos el único país que necesita retenciones elevadísimas para redistribuir y controles de precios para controlar la inflación?

No se si somos el único país del mundo con esa obsesión por ser diferente. Creo que no, pero si así lo fuera este post sería bastante paradójico: seríamos el único país que se cree único.

Firma: Gabriel R. (es un seudónimo)

10 comentarios:

Eco Veo dijo...

brillante

siempre buscando el atajo, primero la tablita cambiaria, después la convertibilidad y ahora rompiendo el indec entre un millón de otras cosas

estaría bueno vivir sin atajos, como el librito del ministro de economía que buscó el atajo

Coki dijo...

Coincido 100% con lo que dice el post y lo dije en mi blog alguna vez (que tuvo una entrada de mismo nombre hace 2 dias).

Es uno de los principales errores argentinos, creer que podemos manejarnos con normas ajenas a la ciencia economica. Y siempre pagamos las consecuencias.

Hoy la pobreza supera el 30%, la inflacion el 25% anual, el Gini esta casi identico a hace 5 años, la deuda es como la de 2001, etc. y todavia estamos pensando que fuimos unos genios por descubrir el tipo de cambio alto, los controles de precios, la corrup... perdon, avivaditas y pelearnos con todo el mundo.

Nanopoder

El del 0.33% dijo...

Buen post. Me gustó. En algunas preguntas del final no coincido, pero la esencia me gustó.

withdmore dijo...

No necesariamente el pensamiento heterodoxo presume que el pais sea especial, sino que el enfoque económico estándar aplicado a economías desarrolaldas no se aplica directamente, requiere modificaciones.
De Pablo, (que no es precisamente un zurdete) escribió precisamente un manual de macroeconomía cuyo núcleo era que el enfoque convencional no cuadraba al aplicarlo aquí, y como modificarlo. Llach (otro que precisamente no es un monto) a hecho otro manual con la misma idea central.
Respecto a si es difícil llevar esas políticas a cabo: ¡Por supuesto! ¡Si fuera fácil ya estarían! Llevar a cabo una reforma impositiva de tal magnitud sería una epopeya política. ¿Subsidios a los pobres? ¿quién lo es, quien no, como acreditarlo, como comprobar no avivadas, como controlaro, como controlar a los que controlen, cual es el monto de la ayuda, como evitar los punteros, como evitar que los piqueteros no se levanten si no hay punteros, quien lo financia, como, la clase media se bancará el lomo caro, los medios no saldrán con "golpe al bolsillo de la clase media"? ese solo punto suena MUY dificil.

No dijo...

No creo que seamos especiales, creo que nos creemos especiales(no todos).

En lo que sí creo que somos especiales es en la falta de memoria, muy, muy, demasiado especiales...

elaff dijo...

Los franceses también hablan de la "excepción francesa". Orientado en general a lo cultural o las relaciones exteriores, pero también con influencias sobre la economía. Probablemente el pequeño Nicolás signifique la decadencia del concepto.

oti dijo...

¿Tu teoría es la de la especificidad y originalidad de la "torpeza de los gobiernos y sociedad"?

¿El país es como cualquiera, menos el gobierno y la sociedad que se diferencian con su torpeza única?

Si esto es así, es como decir que se trata de un caso único de torpeza de un país.

il postino dijo...

Creo que antes de intentar inventar recetas especiales para nosotros, deberìamo ser mas serios aplicando el manual que se usa en todo el mundo. Y una vez que ese manual estè "implementado", ahi quizas haya lugar para hacerle unos retoques vernàculos, pero no antes

Gabriel R. dijo...

Oti, me refiero a que, por ejemplo hay muchos que se la pasan hablando del "mal holandés" que sufre Argentina por tener un campo supuestamente hiper-productivo y una industria que comparativamente se queda atrás (Diamand). ¿Acaso somos el único país del mundo que tiene diferencias de productividades entre sectores? No lo creo, estoy seguro que no. Pero bueno, al parecer somos el único con una "estructura productiva desequilibrada" que necesita tipos de cambio diferenciales vía retenciones para lograr un desarrollo todavía inexistente. Vamos che... dejate de joder. Hace lo que todo el mundo: producí, reglas claras, impuestos marginales bajos, sistema impositivo progresivo, estabilidad de las políticas (nada de girar 180 grados porque asume la otrora oposición), equilibrio fiscal, incentivos al ahorro, desarrollo de canales para la inversión, subas salariales proporcionales a los incrementos de la productividad (nada de es boludez de comparar el salario en dolares de los 90 con el salario en dolares de ahora!), leve control de capitales de corto plazo para cuidar la estabilidad financiera, control de la inflación por métodos estandar (subi un poco las tasas y controlá el gasto público, y hasta bajá un poco el dólar). Acá no hay nada de eso. ¿Tan dificil es?

En cambio tenés a pelotudos como Ferrer (entre otros) que se la pasan hablando de que los precios relativos del mundo no reflejan las escaseces relativas de argentina, y que tenemos una estructura productiva desequilibrada. Del otro lado están los fanáticos estilo Cachanovsky, viudas de la convertibilidad y demás mamarrachos que defendían un modelo inconsistente (apertura con tc apreciado y una apuesta del 150% al modelo, otro desastre argentino. Otros paises implementaron lo mismo, pero nosotros fuimos más allá y pusimos unos costos de salida inmensos!).

Te puedo seguir la historia de pavadas economicas de gobernantes y sociedad argentina desde Peron en adelante. El colmo fue la decada del 70. El cordobazo es el mayor error de la sociedad argentina, y la clase obrera sigue reinvindicando el desastre que tuvo como consecuencia llegar a la dictadura del 76. Los milicos con su gasto militar, Arriazu con su tablita en contexto inflacionario (otra vez, apertura con tc atrasado!). A quien se le ocurre hacer todo mal!!!

No se si somos únicos en tener gobiernos y sociedad incompetente e inmadura, lo cierto es que somos el ejemplo internacional por excelencia de un pais que supo tener buena dotación de recursos, tanto naturales como intelectuales, y que desperdició todas y cada una de las oportunidades.

Anónimo dijo...

"El cordobazo es el mayor error de la sociedad argentina".

"desde perón en adelante"

Lo que se dice, un análisis objetivo...