lunes, marzo 23, 2009

una segunda opinión (y ambas son mías)

En un momento me entusiasmé bastante con la política de Bernanke, tanto que tenía pensado declarar el fin de la Depresión. Sí, la trampa de la liquidez había llegado para los bonos cortos, pero no para los largos. Comprando bonos largos, como anunció Bernanke, baja la tasa larga. Y no me puedo creer que con una tasa 0% a treinta años (por tomar un extremo) la economía no empieza a recuperarse.

Esto es lo que pensaba hasta hace cuatro minutos. Ahora pienso distinto: ¿a qué tasa de interés de largo plazo entrás en la trampa de la liquidez, esto es, la emisión de dinero no logra bajar las tasas? No es a una tasa de cero, sino a una tasa positiva. Pensemos en un bono que no paga interés, sino que tiene un interés implícito en su precio. Si un papel que dice "te daré 100 dólares dentro de 30 años" vale hoy 100 dólares, nadie lo preferirá por sobre el dinero. Respecto al interés son iguales: los dos te dan cero. Pero el dinero, a diferencia del bono, no tiene riesgo de caída en el valor nominal. En cambio el bono puede bajar a menos de 100 dólares en algún momento de esos treinta años, pero no subir: la tasa de interés nominal no puede ser negativa. Esto sin contar la ventaja que es la condición esencial del dinero: puede cambiarse por bienes y servicios más fácil que un bono.

Por ende: no puede ser que el bono a treinta años valga 100 si en treinta años te va a pagar 100. Hay una tasa de interés superior a 0% que te hace indiferente entre tener un bono hoy y tener dinero hoy. Me pregunto cuál es esa tasa, a la cual las inyecciones de Ben empiezan a ser estériles para bajar las tasas largas. No lo sé, pero la pregunta me alcanza para abstenerme de declarar el final de la Depresión.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

no veo ninguna diferencia con el analisis que se deberia hacer para el bono de corto. En los dos casos la tasa "deberia ser" positiva aunque diferente (mas baja para el corto que para el largo)...

Anónimo dijo...

y ahora que rollo duda, se van a revertir los mercados!!!! Si senio.

il postino dijo...

Rollo, la única diferencia es que la tasa de largo para entrar en la trampa es seguramente mayor que la de corto, pero la lógica debería ser la misma independientemente del plazo

El del 0.33% dijo...

La tasa en la que dinero y bono es indiferente es aquella que compensa el riesgo de default del emisor del bono. Para EEUU es aprox. 0.5% a 5 años.

Rupert dijo...

creo que estamos lejos del final de la crisis, porque seguimos en los mismos paradigmas de siempre.

Me interesan la posibilidad de caída del dollar. Es la fase que veo más tarde o más temprano.

Anónimo dijo...

Creo que podes declarar el fin de la depresion sin miedo. No vamos a repetir lo que paso en el 30. La gente se rie ahora de Bernanke por lo que dijo en la coferencia de Friedman (Sorry, we did it but we won't do it again) y de Lucas por su presidential address (Its central problem of depression-prevention has been solved, for all practical purposes, and has in fact been solved for many decades.) Pero es cierto. Si vamos a tener la peor recesion de la posguerra pero no va a haber depresion. Ya mostraron que pueden y que van a salvar a quien haga falta para evitar un colapso total del sistema. Les guste o no, Bernanke y Lucas tienen razon. Ahora es este el fin de la historia? No. Sabemos como evitar que shocks sistemicos destruyan la economia. Ahora llega el momento de entender esos shocks un poco mejor y ver como se pueden evitar (si es que se puede).

Frank Pentangeli dijo...

Rollo, es un muy buen razonamiento. Pero en definitiva, lo que busca Bernanke es que haya expectativas de inflacion para seguir bajando las tasas en terminos reales. Con esto no lo logra?


Te invito a pegarle una hojeada a mi blog. Como economista y lector de tu blog, seria un gran honor que lo visitaras.

Bull Spread dijo...

pero si se generara inflacion ¿la tasa no tendería a subir Frank?