viernes, junio 05, 2009

segundo error del diegote

El primero fue el intento de cambiar cachetazos con Bolivia allá en la tropopausa. El segundo es poner a Gago de volante por derecha, a lo Basile. No, Diego. Cuando nosotros diseñamos tu equipo, hace ya dos años, escribimos:
Hay que jugar con tres atrás y tres volantes que pongan: Zanetti, Mascherano y mínimo un Maxi Rodríguez (¿sigue lesionado?).

Nos quedarían cuatro puestos que habría que repartir entre Verón, Gago, Riquelme, Messi, Tévez, Crespo y -si estuviera- Agüerito. Pensando en el Mundial, yo pararía a Gago de doble cinco, Messi haciendo lo que le dé la gana, Tevez y Agüero. Sí, pensando en el 2010 La Ciencia Maldita deja afuera a Riquelme. En los partidos más fáciles (y no está mal darle un poco de pan y circo al pueblo en esta Copa) sí podrían jugar Riquelme o Verón como organizadores en lugar de Gago. Pero siempre, siempre, tres mediocampistas que marquen.

Colombia de local es, pase lo que pase, "uno de los partidos fáciles", así que mi equipo era tres atrás, Zanetti, Masche, Verón, Maxi; Messi, Agüero, Tévez. Igual que el Diegote, salvo Maxi en vez de Jonás -anecdótico- y, sobre todo, que Diegote va con Gago de 8, faltándole el respeto al mejor cuatro/ocho de la historia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

lo de Bolivia fue un regalo de diego... (cuestiones diplomaticas del divo). Riquelme no puede salir del banco.

Anónimo dijo...

más vale que ganemos contra colombia porque sino estamos al oven!!

Anónimo dijo...

Zanetti no puede jugar mas en la seleccion...hace tiempo. Juega los partidos faciles, los dificiles no.

Robinson dijo...

Poner a Gago de cinco y tirar a Mascherano a la derecha es, en comparación a lo que plantea el diegote, a todas luces pareto superior.

Como consuelo nos queda pensar en que cuando nos costó clasificar, nos fue más o menos bien (o nos hubiera ido, de no ser por el corte de piernas del noventa y cuatro luego del repechaje con Australia)

Pablo dijo...

Ah, sí, Robinson. Acabo de comentar algo parecido en mi blog. Pero discrepo en un punto sobre el 94. Ese equipo, con Redondo de 5, no paraba a nadie. Si Rumania hubiera jugado con delanteros, también nos hacían cinco como Colombia.