lunes, mayo 12, 2008

un juego de niños

Y no de niñas, es el soccer. Eso sugiere, al menos, esta nota de 10 páginas del New York Times. El mecanismo fatal y amoral de Charles Darwin tiene entre sus consecuencias que:
If girls and young women ruptured their anterior cruciate ligaments (A.C.L.’s) at just twice the rate of boys and young men, it would be notable. Three times the rate would be astounding. But some researchers believe that in sports that both sexes play, and with similar rules — soccer, basketball, volleyball — female athletes rupture their A.C.L.’s at rates as high as five times that of males.

6 comentarios:

Estudiante crónica dijo...

No se si es tan darwiniano. Me parecio bien el tipo que dijo : hay que ensenharle a las chicas a correr como los chicos (o sea, es algo que se puede resolver). Lo que no me trermina de cerrar es: jugue al hockey (de manera competitiva, no en el cole) y el rate de lesion de mis companheras (de ligamentos cruzados) no era mas alto que el de los hombres. La cancha de hockey es de cesped sintetico, es un bajon para las rodillas y los tobillos. Por que en el futbol si hay mas lesiones y en hockey no?
(bueno, mi muestra puede ser sesgada, pero estoy hablando de un plantel superior de 50, separadas en dos intermedias y dos primeras, y todas las inferiores, claro)

Anónimo dijo...

No creo que sea un problema de enseñanza, y si un tema de adaptación y características genéticas. En otras palabras no hace falta recurrir a ninguna estadística para considerar que la frecuencia del cáncer de mamas debe ser más alta en las mujeres que en los hombres.

Anónimo dijo...

En la mayoría (por no decir todas) las especies los machos y hembras tienen características marcadamente diferenciadoras, luego quizás para un extraterrestre al observar como razona estudiante crónica, podría deducir que es hembra que no pasa las direcciones de sus amigas.

ayjblog dijo...

uy uy uy
de aca a Summers tenia razon, un solo paso cuac
NYT habra contratado a Moreno para las estadisticas?

Anónimo dijo...

Por supuesto que hay niños que son más niños que otros e idem para las niñas.

Ericus Leoruber dijo...

Summers genio, feministas al paredón.