jueves, junio 11, 2015

Ganaremos la Copa América

Hola. Volvimos a Blogger, luego de despedirnos de La Nación.

Vamos a lo que interesa: ganaremos la Copa América, finalmente. Es la primera vez en mi vida que hago un pronóstico sobre el resultado de un torneo.

Me sorprendió que La Nación dijera que Martino juega 4-3-3. ¿Es posible que no entendamos todavía a Martino? Recuerdo el primer partido de la Copa del Mundo, cuando Sabella arrancó 5-3-2 y luego en el entretiempo pasó a 4-3-3 con Gago de 8. Gago la rompió: le hizo más pases a Messi en un tiempo que cualquier otro jugador en todo el partido. Pero lo cierto es que la Argentina empató ese segundo tiempo 1 a 1, y el gol vino por el agujero que le hacían padecer a Gago por tener que jugar por un rato de 5 y por otro rato de 8.

Así empezó el Mundial, y así terminó. Después de Bélgica se consolidó el 4-4-2, aunque bastante timorato una vez que se lesionó Di María. Quizás Argentina no tenía demasiadas opciones con los lesionados. En el segundo tiempo con Alemana, Sabella intentó a Palacio en una rara posición de 9 retrasado. Gago otra vez a padecerla en un mediocampo con tres volantes en el que se le pedía una función doble. El gol de Alemania empezó exactamente allí, en un desequilibrio por la zona derecha de la Argentina. Todos los goles que le hicieron a la Argentina en el mundial (Bosnia, dos de Nigeria, Alemania) fueron por el mismo lado, y todos mientras la Argentina jugaba 4-3-3.

Es cierto que Martino arrancó con algo parecido a un 4-3-3. Pero hace ya varios partidos que el esquema es un 4-2-3-1. Esta formación (una variante del 4-4-2, sólo que con aleros más ofensivos y con uno de los dos delanteros en posición más parecida a un enganche) es la que este blog viene pidiendo para la Argentina hace al menos dos mundiales

Para los jugadores que tiene la Argentina, el 4-2-3-1 presenta enormes ventajas. En primer lugar: con los jugadores que tiene, Argentina tiene que tener la pelota. Argentina puede y debe tener 4 jugadores ofensivos. A mi juicio: Messi, Tévez, Di María, Agüero, con diversas variantes cuando se precisan cambios (Higuaín, Pastore). La principal manera de defender, con un equipo así, y con un doble volante central con gente que sabe pasar bien la pelota (Mascharano lo aprendió en Barcelona, Gago o Banega lo tuvieron siempre) es justamente la posesión. El 4-2-3-1 con estos jugadores tiene equilibrio defensivo. Su táctica defensiva es la del Barcelona: que el rival la toque lo menos posible.

En cuanto a lo ofensivo, no hay táctica que se pueda plantear: depende de los jugadores. Sí se necesita saber donde se para cada uno en los momentos en los que la Argentina tenga la pelota. Mi impresión es que Messi estará por derecha, Tévez al centro y Di Mariá a la izquierda. Pero las posiciones de Tévez y Messi deben rotarse.

¿Vamos a ganar la Copa América? No lo sé. Pero por jugadores y por esquema táctico, si todo es como pinta, la Argentina tiene su mejor selección de todos los tiempos. Es fútbol, todo puede pasar. Pero vamos a disfrutar a este equipo y nos dará bronca haber esperado hasta hoy para hacerlo jugar así.