miércoles, mayo 02, 2007

impuesto a los pesificados? sí

Empiezo aquí una serie de propuestas de campaña para la Coalición Cívica. Para las presidenciales es lo que más me simpatiza, aunque en el próximo post explicaré que sólo los votaría en la primera vuelta de la Ciudad. Y me simpatizaría más si fuera con Murphy adentro. Carrió y López Murphy: toda la derecha junta, como quiere el gobierno. Me he vuelto un poco Sebrellista, que es como decir gorila.

Todos estamos con la equidad en el discurso: república + equidad es la fórmula del momento. Para lo primero hemos venido acumulado una serie de propuestas, incluyendo como hipótesis de máxima la vuelta a la representación establecida en la constitución y la partición de la provincia de Buenos Aires. Para equidad también algunas utopías, la Morfcard entre otras. Pero aquí vamos a algo más específico, despertado por el sin dudas interesante reportaje de Fontevecchia a un ex presidente ahora autor de un libro de memorias y, memorablemente, de una de las frases más sinceras de nuestra joven democracia: éramos, para Duhalde, un país "con una dirigencia de mierda... y naturalmente me quiero incluir en esa dirigencia".

Aquí las preguntas y respuestas relacionadas con la pesificación:
F: En su libro también cita a Frondizi y se define como peronista desarrollista tratando de marcar las distintas ramas que tiene el peronismo. La empresa paradigmática desarrollista fue “Clarín” y durante el proceso devaluatorio se lo acusaba a usted de estar respondiendo a los intereses de “Clarín” para licuar su deuda. ¿Puede aclarar el tema?

D: En realidad todas las grandes empresas tenían financiación exterior, quiere decir que no les alcanzaba las disposiciones de mi ley, es un absurdo. Clarín no tiene nada que ver. Clarín estaba enojadísimo porque también quería que les alcanzara a ellos, pero no les podía alcanzar porque en realidad era para las empresas y particulares que habían tomado créditos en el país.

F: O sea, usted dice que alcanzaba a los argendólares y no las deudas en el extranjero, por lo tanto “Clarín” no se benefició.

D: Claro. Lo que pasa es que había una parte de la izquierda que jamás ha hablado del tema de producción, pareciera que el tema ideológico es el único tema que le interesa y que tiene un prejuicio en contra de los empresarios. Es malísimo para un país.
La pesificación de los depósitos fue injusta en tanto y en cuanto fue ilegal; pero no más que eso. El depositante ganó poder de compra con toda la combinación de pesificación a 1,40 más CER y devaluación. Pero fue razonable desde el punto de vista de sus efectos: de otro modo era imposible que no quebrara del todo el sistema bancario. Si en verdad la pesificación evitó una crisis mucho más profunda, entonces quizás no fue, en el balance de los costos y beneficios, injusta.

La pesificación de las deudas en dólares a un peso también fue ilegal, pero además de eso fue injusta e innecesaria. Fue injusta porque representó una redistribución del ingreso de los taxpayers a la clase media y a los empresarios endeudados. Con todo, si hubiese sido necesaria para no dañar a la economía podría no haber sido, en el balance de los costos y beneficios, injusta. Pero no fue necesaria. En absoluto. Cero. Nada.

La mejor prueba de ello es lo que les pasó a las empresas endeudadas en el exterior, cuyas deudas en dólares no fueron alteradas. Muy sencillo: renegociaron. El Estado bien pudo haber obligado a los bancos que hubieran querido acogerse a la pesificación de los depósitos a pesificar las deudas a 1,40 más CER. Si cobraban menos que eso, allá ellos. Las empresas rentables se habrían visto obligadas a pagar $1,40 o a renegociar, pero con la amenaza de un cambio de manos. Nuestros empresarios habrían pagado, porque en la mayoría de los casos la rentabilidad de las empresas aumentó tras la devaluación. Los que no, renegociación. Y sí, quizás habría que haber ayudado un poco al sistema financiero, pero mucho menos que los 20 mil palos (a valor real de hoy, el doble, o sea más de diez mil millones de dólares) que tuvimos que poner entre todos. Por una cuestión política también podría haberse otorgado un subsidio igual para todos, de manera de ayudar a mis amigos con créditos hipotecarios: 40 centavos de peso por cada uno de los primeros cien mil dólares de deuda. De allí en adelante, nada. Con eso el 99% de los endeudados quedaba pesificado, pero en monto se trataba de un porcentaje mucho menor. Empresas pobres, empresarios ricos. Cuánta razón tenía Lanusse.

En fin, creo que habría que revocar la pesificación: la ilegalidad que corrige una ilegalidad tiene cien años de perdón. Con la recaudación, qué sé yo, supongo que armar el fondo para la Morfcard.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

mmmmmm

si, es cierto, me pesificaron, en ese caso entonces que me devuelvan la diferencia de spread local vs internacional en el credito

si lo vamos a hacer hagamoslo completo, y, en ese caso, tambien que devuelvan lo que se pago a los bancos
ayj

fede dijo...

en el prologo del libro el estado parasitario del idolo maximo escude cuenta como el con sus dolareas en el bolsillo se beneficio de esta situacion
y si la verdad en la argentina existen muy pocos emprendedores schumpeterianos si nos ponemos a investigar
el moral hazard siempre esta
pero no lo solucionas desde un impuesto por que las empresas van a buscar la forma de contraprestarlo ocn ganancias o cosas locas asi
hoy mismo en ambito muestran que mucha de la gente que se beneficio con la jubilacion sin aportes tenian un gran patrimonio que ni siquiera se tomo en cuenta para hacerlos elegibles para este mecanismo

bueno eso es todo

Anónimo dijo...

concuerdo con ese comentario sobre la ausencia de empresarios innovadores scumpeterianos en nuestro país... los industriales argentinos siempre pensaron en aranceles, en la protección cambiaria, en licuar deudas, en usufructuar los excedentes del sector agropecuario, en tener un mercado chico pero cautivo, etc... pero nunca se preocuparon por lanzar nuevos productos, nuevas formas de organización de la producción, aprovechar las ventajas comparativas de nuestro país y fomentar la agroindustria...
en fin... habrá que esperar nomás...

FT dijo...

"Revocar la pesificación..." ¿Tendríamos que salir a identificar a todos los beneficiados por la pesificación y recuperar la diferencia que se hicieron?
Con toda mi simpatía al aspecto principista de tu propuesta, Rollo, diría que es muy adecuada para la Carrió: ¡¡una cosa delirante más para decir!!
¿Qué votantes ganaría la Coalición con esto? De movida lográs ponerte en contra a todo el agro, a buena parte de la industria y a unos cuantos clase media y alta con hipotecas.

Anónimo dijo...

Por ahora creo que con la recaudación mas que armar un fondo, hay que armar un fideicomiso (no se qué son, los entendidos dicen que tiene su origen en Panamá 1912) pero están de moda, son rebuenos y la plata nunca se pierde!!!!.

Anónimo dijo...

empresarios schumpeterianos?
aca, donde las reglas de juego no son estables?
mmmmmm

aca es maximizr el beneficion antes que la economia se vuelva loca por algun politico de turno
ayj

Anónimo dijo...

Todo muy incierto, 1,40 mas CER?
Y después Moreno te lo cocina

Chrystto dijo...

Rollo,querido, una propuesta delirante, no porque no tengas razón sino por impracticable.
Te tiro otra aver si te gusta?.
Pasar todos los aportes patronales, todas las retenciones al sueldo -obra social, jubilación, aportes sindicales,y lo que sea- a sueldo de bolsillo.
Cuanto incrementas la plata en la mano al empleado? despues si quiere pagar un seguro médico y un plan de pensión que lo pague él, lo que quiera, a quien quiera.
¿Que pensas que elegiría el empleado? Casi me animaría a pasar a bolsillo la indemnización prorrateada en los doce meses. Si trabajas en una empresa grande por ahí la cobras completa, ahora, si trabajas en un almacén es más dificil. De última que cada cual haga lo que quiera con el fruto de su trabajo.

Confiscado en el 2002 para licuar deudas dijo...

La pesificación fue, además de ilegal, inmoral.

Hubiera bastado prorrogar los vencimientos tanto de depositos como de deudas por unos 5 años (y que en todo caso quien quisiera retirar antes, o pagar antes, lo hiciera con una quita decreciente en el tiempo) pero manteniendo la moneda de origen, para encausar la situación.

Pero eso no era suficiente para los empresarios lobbistas que aprovecharon el caos que ellos mismos ayudaban a crear para producir la mayor transferencia regresiva de patrimonios de la Argentina contemporanea.

Kadima dijo...

Coincido con los preopinantes aparte El Cabezon en vez de pasar a la historia como el que "nos saco de la anarquia" no deberia pasar como el mayor estafador de la historia?.
Crystto me parece tambien impracticable ya que los sindicalistas viven de eso sino fijate como se reparten la Superintendencia de Salud y los fondos con Rinaldi a la cabeza, coincido que es lo mejor pero lo veo tan viable como lo que propone Rollo

Cantillon dijo...

Si, hay que mirar los costos que se pagan. Quien va a comprarle bonos al gobierno hoy que no sean de corto plazo?

Por ahi no nos damos cuenta de como viene la mano porque estamos bien gracias al precio de ciertos commodities pero la crisis institucional sigue ahi atras. Quien pone guita por un plazo largo aca?
Duhalde rompio los contratos, eso es lo mas insano que le puede pasar a una economia. Por algo, los paises que cumplieron siempre con sus contratos, andan bien!

chrystto dijo...

Kadima, justamente los más beneficiados con el esquema actual son los sindicatos. Ahora, cual es el verdadero poder del sindicalismo?. Cuantos votantes tienen sobre el total de trabajadores que dicen representar? Cual es el verdadero poder de movilización si no es rentado? Cual es el grado de prestigio que tiene en la sociedad y en su gremio?
En definitiva creo que el poder de las organizaciones gremiales esta sobrevalorado.

Anónimo dijo...

hay que ser inmoral para decir estas cosas...no porque no sean ciertas, sino porque seguramente ni pagás todos tus impuestos en las actuales condiciones...y tu depto alquilado a turistas? lo declarás???

Y que te volviste gorila? jajajaja, no puedo parar de reirme. antes eras marxista?

Kadima dijo...

Crystto, no importa si estan sobrevalorados o no los sindicalistas lo cierto es que tiene gran poder aun, ese es mi punto con muchos, que creen que la unica manera de domesticar a los sindicalistas es ofreciendoles negocios aun mas rentables como hizo Menem, pero es impracticable en este esquema por eso creo que los neomenemistas lease Avila, Santangelo etc etc tienen en eso razon el turco sabe como domesticar ese punto, pero coincido que para mejorar el pais hay que hacer lo que propones.
Quien paga todos los impuestos? en este pais? ahora to digo de marxista a " gorila" no hay una evolucion?

síndrome dijo...

Los sindicatos, la libertad de elección y la libertad de comercio

Es verdad que los sindicatos son un elemento parasitario en la economía argentina desde hace ya más de 20 años. Yo, que apoyo la idea de los sindicatos, así lo reconozco. Pero concluir de ello que lo mejor es una economía totalmente liberada -con la escuza de la "libertad" de elección del consumidor cuyo telón de fondo es , en verdad, la libertad de abuso de los monopolios- es ser un a-historicista. Y es que, realmente, eso es lo que sos: un liberal crudo, como diría Jauretche. No me sorprende que pases de marxista a gorila, como buen sebrelliano. no lo considero una "evolución" sino un creciente reaccionarismo. Y eso es algo "natural" en quienes devienen desde un "izquierdismo" elitista anti-popular. Pero estas son cuestiones personales que no hacen a lo importante aunque de verdad tengan que ver con tu postura. En primer lugar, quitados los sindicatos de enmedio, tenemos a los consumidores "librados" a su propia voluntad (lo que no significa que antes, con los sindicatos, no eran dueños tambien de su voluntad)pero también los tenemos en posición individual rspecto de las empresas que quieren "comprar" su fuerza de trabajo o su necesidad de asegurarse una jubilación digna. En una economía monopólica como la argentina (veáse la composición de las ofertas en servicios públicos, seguridad social, etc.)en verdad se aumenta la potencialidad de beneficio del consumidor o en realidad se lo pone en desventaja del oferente y a éste en ventaja respecto del consumidor? para eso son los convenios colectivos que, de paso, podrían ser mejor empleados que ahora. Los liberales crudos abogan por los derechos individuales del empresariado como oposición a la "masa" o a los "corporativismos" como si esos mismos capitales no estuvieran compuestos en realidad por un poderoso grupo de inversores que, además, cuando sus intereses no son favorecidos se transforman en lobbys de presión política. En este país los políticos son la cara visible de los intereses empresarios. Pescarmona, Pérez companc., Macri, Loma Negra. Son los mismos de siempre, no son "nuevos ricos", en todo caso han heredado un imperio, pero siguen siendo los mismos intereses mantenidos por el trabajo del grueso de la población argentina: la clase media trabajadora. Que quede bien claro: la disparidad fiscal argentina, como la de la mayoría de los países de América Latina, hace que la clase trabajadora subvencione los negocios de la clase más pudiente y menos laburadora (donde laburar es poner el lomo). Otra falacia histórica es la de "conomía de libre empresa" y "economía dirigida o estatizante". No hay tal dicotomía, porque las empresas SIEMPR son "dirigidas". ya sea por el estado en representación del pueblo (o en representación de los poderes económicos) o por los particulares en representación de sí mismos y de sus asociados. Lo importante dirigismo es a qué intereses beneficia. De qué me sirve la "libre" economía si no beneficia los intereses del país? (hablando desde la visión de un dirigente nacional) De qué sirve el "libre mercado" si los mayores beneficios se fugan del país? o si para que los capitales privados acepten mi plegaria de que vengan a poner sus dólares en mi economía tengo que rebajar las tazas tarifarias hasta tal punto que ya no es "económica" ni "lógicamente" conveniente para los intereses de la nación? "a mi no me la van a contar", diría Discepolín (de paso introduzco un cacho de cultura popular)la "libre empresa" podría ser incluso inconveniente aunque fuera en beneficio de privados nacionales si estos terminan depositando sus ganancias en cuentas del exterior, el grueso de la liquidez no queda en el país. A la economía Nacional la deben dirigir los intereses Nacionales. Y para ello existen las elecciones: para que la gente elija a quienes responden a sus intereses. Porque las clases empresarias y adineradas también votan, o no? y supongo que tendrán sus razones para votar a un Macri o a un Murphy, o no? ASí como las clases populares tendrán las suyas para votar a un "K" (aclaro, no soy del palo) ya sea por realidad o por incompresión política. Así como, alguna vez, un 65 porciento del país, grueso del cual formaba parte la clase media trabajadora y practicamente la totalidad de las clases bajas, tuvo sus razones para votar a Perón. Y si eso era "populismo" (a mucha honra) o "demagogia" (sabés la etimología de esta palabra?) ¿Qué?.. porque más allá de eso, "más allá del bien y del mal", en última instancia ( y en verdadera instancia) esa gente votaba a sus intereses o a lo que creía era la mejor opción para sus intereses. Esa es, ni más ni menos, la "sabiduría" política de "las mayorías" de la que hablaban "Los antiguos": ya sea porque saben lo que quieren o porque saben lo que No quieren, elijen lo que creen más conveniente. Por esto mismo también no hubo un tercer "Menemato", por esto también hubo un 19 y 20 de Diciembre de 2001. Por esto también hay piquetes y carpas blancas contra el gobierno aunque el gobierno sea "de lo menos peor" para sus intereses. etc. Y por esto también los sindicatos se mantienen, porque a pesar de su naturaleza actual negativa, siguen siendo lo menos peor o lo más conveniente a otras opciones, como sería la apertura total de la economía. Además, por una cuestión lógica, el sindicalismo es el resultado de una "libertad de elección" de muchas voluntades que así decidieron alguna vez organizarse. o no?
No te preocupés que no has cambiado, seguís siendo el mismo aunque antes hayas sido "marxista" (proto liberal crudo) y ahora te reconozcas "gorila". Porque entre ambos, en la Argentina, siempre han sido antipopulares.
SAludos \P/

Kadima dijo...

Estimado sindrome
Con lo unico que concuerdo con vos es que el sindicalismo es una realidad y no se puede hacer un analisis sin tomar en cuenta su poder dentro de nuestra sociedad por eso decia a Crystto que es impracticable tocar "la caja" a los sindicalistas sino lo hace alguien del sector. En cuanto a los argumentos acerca de las bondades del sindicalismo es otra discusion, creo que no se ha demostrado ninguna es mas su intromision ha sido funesta para los mismos trabajadores

Kadima dijo...

Estimado Sindrome
1ro nunca fui marxista, lamento desilusionarte y 2do nunca fui gorila ni lo sere, no es la manera de proceder, por eso prefiero dsicutir las ideas y argumentar aunque sea minoritario mi pensamiento no busco imponer nada por la fuerza o coaccion, se sube con los votos , ahora te menciono dos cosa el fascismo, el nazismo y el comunismo tambien fueron "populares" y decian que defendian los intereses nacionales y populares, menciono algunos ejemplos que creo que son contundentes.
Ah otra cosa que si me intereso de tu exposicion aceptas que el dirigismo beneficia a ciertos intereses, que razon tenes ....., eso si lo hace con mi plata con la tuya con la de todos, o sea que para vos como es inmoral que beneficie a un monton de falsos empresarios no debe ser inmoral no pagar los impuestos para nutrir esa inmoralidad no?

Anónimo dijo...

Creo que a esta altura ponerse a discutir la devaluacion y posterior pesificacion que realizo el narcobañero cabezon no tiene mucho sentido.Sabemos para quien tomo esas medidas,para los vivos de siempre...y se fumaron a los pobres giles que ahorraban en el sistema financiero aunque...muchachos si les pagaban casi 18% anual en dolares...tendrian que haber desconfiado.Me parece que el amigo Duhalde (el mas nefasto presidente argentino,lo cual es mucho decir)en lugar de escribir un libro sobre su (des)gobierno,tendria que escribir un libro de chistes y dedicarse a contar toda la que cobro de sus amigos "empresarios" licuadores de siempre (para que dar nombres),y la que le dejo el Cartel de Juarez durante tantos años.Un poquito fuerte no?mil perdones y salu2.